Bono de fin de año: los empresarios lo avalan, pero quieren discutir por sectores

Bono de fin de año: los empresarios lo avalan, pero quieren discutir por sectores

Opinan que la compensación por la inflación acumulada debe atender la realidad de cada actividad. Clarín los consultó durante el coloquio de IDEA en Mar del Plata. 

El reclamo de un bono de fin de año para los trabajadores del sector privado fue tomado como algo previsible por parte de los empresarios que ayer concurrieron a las charlas del Coloquio de IDEA, en Mar del Plata. Ninguno de ellos dijo nada contra la iniciativa de una compensación que ayude a cerrar, al menos en parte, la brecha que se entre los aumentos salariales acordados durante el primer semestre y la inflación real de este año, que se acerca al 40%. Pero se mostraron cautos en extremo sobre la manera en que se llevará adelante esta iniciativa.

“No hay manera de aplicar el pago de un bono de fin de año de manera uniforme, necesitamos que se pueda hacer sector por sector”, dijo Adrián Kaufmann Brea, titular de la Unión Industrial (UIA). “Hay sectores que tienen un único convenio colectivo de trabajo, como Comercio, con más de un millón de trabajadores, o Construcción. Quizás en ese caso puedan resolverlo con una única negociación. Pero en nuestro caso se trata de un universo de 800 convenios colectivos de trabajo. ¿Cómo vamos a hacer” .

En general, todos los empresarios coincidieron en la idea de que cualquier compensación navideña sea discutida sector por sector con su respectivo gremio. La convocatoria al denominado “Diálogo para la producción y el trabajo” fue la herramienta a la que apeló el Gobierno para convencer a la CGT de desistir de un paro nacional. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el coordinador del Gabinete, Mario Quintana, ofrecieron además el pago de un bono de 1.000 pesos para los más de tres millones de jubilados que cobran el haber mínimo, y para los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH). También habrá una eximición parcial del tributo de Ganancias sobre el medio aguinaldo de diciembre para aquellos que cobren un salario bruto de hasta 55.000 pesos.

La cuestión que quedó pendiente es de qué manera se establecerá esa compensación compensación de fin de año para los trabajadores del sector privado. ¿Será un bono navideño, una compensación pagadera a lo largo del verano, o directamente una reapertura de paritarias?

La primera reunión para esta mesa tripartita de Gobierno, gremios y empresas está prevista para el miércoles. Entre los empresarios, daban por sentado que serían invitadas las entidades del denominado Grupo de los Seis (industria, comercio, construcción, campo, bolsa y bancos).“Nosotros todavía no fuimos notificados”, dijo Daniel Llambías, titular de la Asociación de Bancos de la Argentina (ADEBA), la única de las entidades bancarias que está en el G6. “En nuestro sector, el año pasado, hubo una compensación de fin de año de 5.500 pesos. Pero el gremio bancario pidió la reapertura de la paritaria. Habrá que ver en qué consiste la propuesta del Gobierno”.

Uno de los sectores sindicalizados con mejores sueldos de la Argentina es el siderúrgico, incluso por encima de los operarios de las automotrices. Martín Berardi, director de Ternium Siderar, avaló la decisión oficial de un bono de fin de año. “Es inteligente proponer una compensación para cerrar la brecha entre los salarios y la inflación”.

-¿Y ustedes? ¿Cómo van a hacer?- preguntó Clarín

-Aun no sabemos. De hecho, en nuestro convenio de marzo ya está previsto el pago de una compensación de fin de año.

Cristiano Rattazzi, titular de Fiat, asegura que la planta de Córdoba está trabajando apenas siete días por mes, por la caída de la demanda del modelo Nuevo Palio al Brasil. Pero dijo que están esperando ver de qué se trata la iniciativa. “Si el sector (automotor) acompaña, nosotros pagaremos lo que se acuerde”, dijo.

Miguel Blanco, director de Swiss Medical y ex titular de IDEA, dijo que es un tema que se debe discutir según haya sido la situación en cada actividad. “En nuestro caso fue un año muy malo, aun no nos recuperamos del desfasaje de costos que nos había quedado del Gobierno anterior”, dijo. “Encima, el invierno fue muy frío y prolongado, lo cual incide de manera directa en nuestra actividad. Creo que hay que atender la situación particular de cada sector”.

El economista Dante Sica, titular de Abeceb, está convencido de que ni siquiera los propios gremialistas quieren reabrir las paritarias. “El anuncio de un bono de fin de año les sirve para recuperar aire y sentarse a negociar”, dijo.

Comentá la nota