Carlos Triaca llegó a un acuerdo con “Sandrín” y el ministro busca desactivar el escándalo

Los hermanos Carlos y Jorge se vieron obligados a resolver la conflictiva relación laboral luego del escándalo por el audio en el que el ministro de Trabajo insultaba a Sandra Heredia. El acuerdo indemnizatorio es por 250 mil pesos.

Carlos Triaca, el hermano del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, alcanzó finalmente un acuerdo indemnizatorio con la empleada doméstica Sandra Heredia, luego de la polémica por el mensaje de audio que se difundió con los insultos del funcionario nacional hacia ella.

“La señora Sandra Heredia llegó a un acuerdo indemnizatorio con el Señor Carlos Triaca (hermano de Jorge). Reconoció que la relación laboral era formal y que él era su empleador. Este documento confirma que el ministro de Trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia”, se informó oficialmente.

De esta manera, se rechazó que el ministro de la cartera laboral tuviera a Heredia como empleada en negro en la quinta familiar de Boulogne, como había denunciado la mujer ante la prensa.

El acta de acuerdo se suscribió el pasado viernes ante la delegación San Isidro del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, por un monto, al que pudo acceder InfoGremiales, de 250 mil pesos. Además, la familia Triaca habría dejado de reclamarle a Sandra un pagaré firmado por 90 mil pesos, por lo que el abogado de la ex empleada difundió que el acuerdo total llegó a los 340 mil pesos, una suma muy superior a la ofrecida inicialmente.

Heredia manifestó allí que se desempeñaba como casera en la quinta de Boulogne desde el 12 de noviembre de 2012 y que percibía un salario total mensual de 19.500 pesos, más el uso de la vivienda, pero que el 6 de enero de este año había sido despedida sin causa.

Carlos Triaca sin embargo rechazó esas afirmaciones: aseguró que él era el empleador, que su fecha de ingreso había sido el 1 de octubre de 2015 y que Heredia cobraba 9.826 pesos por su trabajo, más la vivienda y los gastos.

“¡Sandra no vengas, eh! No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!”, le advirtió Triaca a través de un audio de WhatsApp a Heredia que trascendió la semana pasada y que motivó todo tipo de pedidos de renuncia por parte de la oposición.

El ministro relató que habitualmente los sábados se dirige con su automóvil a la quinta ubicada en Boulogne para recibir personas por cuestiones de trabajo, pero que al arribar el día que grabó el audio no encontraba la silla de ruedas con la que se desplaza.

“El exabrupto fue como producto de ese enojo, de ese estrés por no tener la silla de rueda y para atender a la gente que tenía que recibir. Le pedí disculpas personalmente y lo vuelvo a hacer públicamente”, indicó.

Con el entendimiento de partes, Triaca busca desactivar el escándalo que lo tienen en el centro de las críticas públicas, aunque todavía queda el detalle de la contratación de “Sandrín” en un gremio intervenido.

La empleada relató que en abril de 2017, después de pedir un aumento salarial a la familia Triaca, fue nombrada en la delegación San Fernando de la intervención del SOMU, el gremio que supo liderar Omar “el Caballo” Suárez, pero que fue intervenido por el juez Rodolfo Canicoba Corral con el aval del Gobierno. Heredia no tenía ninguna experiencia gremial previa.

“Soy delegada en el SOMU. Él [por Triaca] me coloca ahí. Tengo contrato hasta el 12 de febrero. Él me dijo que mi prioridad era la quinta. Si yo estaba en el SOMU y había un evento tenía que irme volando para la quinta [del ministro]”, explicó Heredia en una entrevista en Radio Con Vos.

Coment� la nota