Cerámica San Lorenzo reincorporó a 37 trabajadores

Cerámica San Lorenzo reincorporó a 37 trabajadores

Desde el 14 de abril, día en el cual venció la conciliación obligatoria establecida por el Ministerio de Trabajo, Cerámica San Lorenzo revisó la situación de 37 trabajadores, reincorporándolos a la Planta de Azul.

Tras 5 meses de diálogo y varios intentos de la compañía por llegar a un acuerdo con el Sindicato, quien optó por rechazar todas las propuestas y opciones que la compañía presentó, se ratificó la desvinculación de 26 personas abonando la indemnización prevista por la Ley. Estas propuestas incluyeron: retiros voluntarios, servicios de reinserción laboral, reubicación de empleados en otras de las plantas de Cerámica San Lorenzo - haciéndose la compañía cargo de los costos de la mudanza y de 3 meses de alquiler –, facilitamiento de instalaciones sin uso, asesoramiento comercial y de diseño para generar una cooperativa, y licencias plenas y pagas.

Otra de las propuestas que también fue rechazada por el Sindicato, pero que la compañía igual llevó adelante, fueron los Programas de Reinserción Laboral y Personal; donde las personas pueden elegir entre dos talleres presenciales: uno que brinda herramientas para la reinserción laboral en relación de dependencia, y otro que capacita sobre la gestación de emprendimientos personales. Estos programas siguen disponibles.

“Es sumamente importante para la compañía transmitir que no se realizarán más cambios de este tipo en la planta de Azul ni en ninguna de las demás plantas en el resto del país”, aclaró Fernando Mosquera, Gerente de Recursos Humanos de la Compañía.

Hace varios años que el Sindicato viene impidiendo que la compañía opere con regularidad y ejerza sus derechos de dirección, administración y asignación de tareas. Esto se evidenció en múltiples circunstancias, tales como el hecho de que a la empresa no se le permitió: retirar maquinaria en desuso para ser trasladada y utilizada en otra de las plantas de la compañía; colocar cámaras de seguridad de imagen para garantizar la seguridad y los bienes de los trabajadores; vender a terceros tanto equipamiento antiguo y en desuso para invertir en la Planta de Azul, como pallets de madera en mal estado y sin uso, evitando riesgos de incendio y generando ingresos para la Planta.

“Nuestro compromiso con la comunidad de Azul continúa siendo el mismo desde el primer día. Seguiremos operando como hace ya casi 50 años, con el objetivo de lograr niveles competitivos de eficiencia, productividad y rentabilidad que permitan generar en el futuro nuevas inversiones y puestos de trabajo en la ciudad”, cerró Fernando.

Coment� la nota