Día clave para el conflicto de la Boston: trabajadores esperan el pago de los salarios

Día clave para el conflicto de la Boston: trabajadores esperan el pago de los salarios

Si la empresa no lo hace, los empleados harán mañana un paro de actividades. Corren riesgo 150 puestos de trabajo.

El conflicto en la confitería Boston tendrá hoy un día clave: los trabajadores esperan cobrar sus salarios y así evitar el paro que está previsto para mañana.

“Quedan 24 horas para que se resuelva la situación. Los empleados están desesperados y ya no aguantan más”, le dijo a LA CAPITAL Nancy Todoroff, secretaria adjunta de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina Mar del Plata (Uthgra).

Por su parte, Mercedes Morro, secretaria general del gremio, también mostró su preocupación por la actual situación de los trabajadores, quienes reclaman por irregularidades en el pago de sus salarios y las malas condiciones laborales. A lo que se suma la posibilidad del cierre de la tradicional empresa y que, de concretarse, dejaría en la calle a alrededor de 150 personas.

“El gremio no aceptó la propuesta de la empresa para el pago de los sueldos y los trabajadores, con toda razón, rechazaron la posibilidad de cobrar sus sueldos en cuotas”, contó Morro. Y agregó: “El personal colabora para salir de la situación pero la empresa no ha respondido a las propuestas”.

Con respecto a la posibilidad del cierre de la Boston, que cuenta con seis sucursales en la ciudad, Morro afirmó que desde la empresa le negaron tal versión. “Es un invento”, según cuenta le dijeron.

También agradeció el mensaje de Marcelo Tinelli en las redes sociales donde el conductor televisivo abogó por la continuidad de la confitería, lo que se traduciría en conservar más de 100 puestos de trabajo.

Sin embargo, la dirigente gremial le dejó un mensaje a los directivos de la firma: “Si la empresa no es sustentable no es culpa del sindicato ni de los trabajadores” y recalcó: “El trabajador no puede regalar su trabajo”.

Posibilidad de paro

La primera intervención del gremio de Gastronómicos tuvo lugar varios meses atrás, luego de recibir diferentes quejas por parte de los empleados. Pero recién la semana pasada lograron citar a los empresarios en la sede local del Ministerio de Trabajo de la Nación, donde formalizaron el pedido de “regularizar” la situación laboral de la planta de personal presente en las seis sucursales de la ciudad.

“Hasta el momento sólo habían pagado el 50% del sueldo de los empleados”, señaló Todoroff y aseguró que de no cumplir con lo establecido, “los trabajadores protagonizarán un paro de 24 horas el miércoles”.

Todoroff también destacó que además de las irregularidades detectadas, entre las que señalan una deuda superior al millón de pesos en concepto de aportes patronales, se suman “los fuertes rumores de cierre”, que hasta el momento no fueron confirmados por las autoridades de la firma, pero tampoco desmentidos.

De concretarse el cierre, los trabajadores afectados serían entre 130 y 150, la cantidad empleada actualmente en las seis sucursales que cuenta la ciudad.

Los dueños

La Boston -actualmente con seis sedes- cambió de dueños en 2016 cuando fue comprada por un empresario austríaco, quien adquirió el paquete mayoritario de la firma, en sociedad con jóvenes empresarios de la ciudad responsables de la cadena de panaderías y pastelerías Xocolata, manteniendo la razón social, Tecomar SA.

La operación incluyó la venta de cinco de los seis locales de la Boston. Osvaldo Amado, ex titular de la firma, se desprendió de todos los locales, menos el de la costa (Boulevard Marítimo 3887).

En consecuencia, la venta incluyó los locales de Avenida Constitución 4694, Buenos Aires 1927, Diagonal Pueyrredon 3050, Güemes 3092 y Rivadavia 3050.

El proyecto de los nuevos dueños incluía sumar los tres locales de Xocolata y abrir dos más en Cariló y Villa Gesell. Incluso, se habló de abrir locales en otras ciudades del país y hasta de exportar las tradicionales medialunas a países de Europa, Chile, Uruguay y Estados Unidos. Poco tiempo después, los dueños de Xocolata dejaron la gerencia del lugar y los propietarios de la Boston pusieron en su lugar a un nuevo gerente.

Coment� la nota