Continúa creciendo el conflicto salarial en la fábrica Alco

Continúa creciendo el conflicto salarial en la fábrica Alco

Les deben el 40% de la segunda quincena de julio, el retroactivo de $2.500 y el incremento del 22%.

Los trabajadores de la firma Alco del Grupo Canale volvieron a expresar su malestar por el retraso en el pago de los haberes. Es que en el marco del conflicto salarial, los representantes de la patronal debían presentarse en audiencia de conciliación obligatoria dictada por la Dirección de Inspección Laboral con el Sindicato de la Alimentación, pero tras ausentarse hicieron llegar un escrito a partir del cual solicitan un plazo de 20 días para dar cumplimiento a las peticiones gremiales.

La presentación realizada por la empresa renovó el malestar entre los operarios de la fábrica, quienes recordaron que el Grupo Canale recibió asistencia del Estado nacional para atravesar las crisis, y que entre los puntos consignados para el acceder al crédito blando figuraba el compromiso de pago de los haberes atrasados.

"Situación caótica"  El secretario Gremial del Sindicato de la Alimentación, José Ocampo, aseguró que la situación con el Grupo Canale se "agrava".

El sindicalista indicó que persiste el atraso del pago de las quincenas y que además les están adeudando a los trabajadores otra parte de sus haberes desde el mes de julio."A la fecha, la empresa debe el 40 por ciento de la segunda quincena de julio, el reintegro de 2.500 pesos retroactivo a julio, el retroactivo del aumento del 22 por ciento de los meses de mayo y junio que se acordó en paritarias, y el 80 por ciento del medio aguinaldo. Es decir que la situación es caótica, tal vez peor que antes”, disparó Ocampo.

El Sindicato de la Alimentación realizó diversas presentaciones ante la Dirección de Inspección Laboral en la búsqueda de una solución definitiva a un conflicto que se viene sosteniendo en el tiempo.

Los problemas en la fábrica Alco comenzaron a mediados de junio de 2014. Los trabajadores comenzaron a quejarse porque cobraban de manera divida sus haberes y retrasos en algunos meses. También había un grupo que cobraba de forma normal, lo que generaba malestar entre los propios compañeros de trabajo. Pero con el correr de los meses, los atrasos salariales alcanzaron a todos.

Coment� la nota