Córdoba: La UTEP denunció brutal represión en un comedor popular

La Unión de Trabajadores de la Economía Popular denunció este martes que la policía de Córdoba irrumpió de manera violenta e ilegal en el comedor popular “Sonrisa de Ángel” en Villa La Tela. Durante el operativo represivo las fuerzas policiales dispararon balas de plomo contra la familia que trabaja en el lugar y efectuaron cinco detenciones.

La UTEP informó que los detenidos son: Jerónimo Charra, Lorena Charra quien se encuentra embarazada y fue golpeada por los agentes represores, Jhonatan Charra y Rosa Carballo. Del mismo modo la organización popular indicó que el abogado Sergio Job fue detenido y reprimido durante el operativo. Hasta el momento la organización sindical no fue notificada del porqué de semejante acto de barbarie por parte de las fuerzas policiales de Córdoba.

Por otro lado las víctimas heridas con balas de plomo no recibieron, de manera inmediata, asistencia médica dado que el 107 no se hizo presente en el lugar para atender a los afectados por la violencia policial. En tal sentido la UTEP expresó: “Denunciamos una nueva persecución de las fuerzas de seguridad a las organizaciones que luchamos contra el hambre en los barrios, exigimos libertad de los compañeros detenidos y pedimos a los medios de comunicación que difundan este hecho y se acerquen al comedor”. 

AGN Prensa Sindical dialogó con Matías Ruffener referente de Encuentro de Organizaciones-UTEP, el dirigente popular señaló que “hasta ahora el porque de la irrupción no lo sabemos. Fue una irregularidad de hecho. Se da con una orden de allanamiento elaborada con otra dirección y con otros nombres. No para la dirección donde funciona el comedor ni para las personas que allí viven.”

El representante de la UTEP indicó que “la verdadera razón, los motivos de este hecho policial está en otro lado. Hay que preguntárselo a los responsables políticos y materiales de lo que sucedió”. 

Consultado sobre la situación de las personas detenidas, Ruffener, explicó que “que fueron cinco las compañeras detenidas, lo que más nos preocupaba era el estado de salud de una de ellas que tiene un embarazo de seis meses. Por esto momentos está en el hospital Misericordia donde le están realizando estudios a partir de complicaciones que tuvo en el embarazo al sufrir estos hechos de violencia”. 

“Hay otra compañera que es epiléptica y que tuvo unos momentos de nervios muy grandes y además hay una compañera que tiene una herida de bala en su ojo derecho. Así que lo principal es constatar la saluda de todas las compañeras y garantizar la libertad que, en principio, se ha firmado y se está ejecutando. Pero hasta que no estén todas las compañeras libres vamos a seguir haciendo toda la presión que podamos hacer” precisó el referente popular.

Ruffener subrayó que “la militarización de los territorios en Córdoba es parte de una situación cotidiana y la violencia con la que se manejan las instituciones represivas son ya de público conocimiento. En particular se ensañan con los sectores más empobrecidos y sobre todo con los consejos organizativos. No es la primera vez que a esta comunidad se le propinan este tipo de ataques por parte de las fuerzas públicas”. 

En tal sentido, el representante de los trabajadores de la economía popular, manifestó que “tenemos que hacer los balances necesarios para saber cual es el camino a seguir y tomar las medias necesarias para que un hecho de esta gravedad no pase como si nada y que no quede en la impunidad que ellos consideran que tienen”. 

Ruffener concluyó: “Nuestros territorios están atravesados de manera cotidiana por violencias que  son consagradas por estos sectores de la fuerza pública y  los sectores más organizados y que buscan hacer frente a esta realidad de emergencia tienen que sufrir este tipo de hecho.”

El comedor popular  “Sonrisa de Ángel” atiende las necesidades de más de 130 personas. Día tras día quienes padecen los embates de la crisis neoliberal se acercan al lugar a buscar un plato de alimento. Resulta inexplicable el accionar de las fuerzas de seguridad que toman como enemigos a los más necesitados.

Comentá la nota