Crece el malestar gremial por la entrega de la Isla Demarchi

Crece el malestar gremial por la entrega de la Isla Demarchi
Los sindicatos se mantienen en estado de alerta y movilización ante el posible desalojo de 400 trabajadores del enclave operativo.
x AGUSTIN BARLETTI Buenos Aires

El reciente anuncio de promover un polo audiovisual en el extremo sur de la zona portuaria de la Ciudad de Buenos Aires, causó una gran preocupación en los trabajadores ligados al sector.

La zona propuesta, conocida como la Isla Demarchi, está ubicada más allá del Dique 1, delimitada por la Av. Elvira Rawson de Dellepiane, la Reserva Ecológica, el Río de la Plata, la desembocadura del Riachuelo y la Dársena Sur. En su seno, hoy se aloja, entre otros, el Observatorio Naval, talleres de la Prefectura y la Armada Argentina, plantas de almacenaje de YPF, los astilleros Domecq García, y Tandanor, la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, el Departamento Río de la Plata de la Dirección Nacional de Construcciones Portuarias y Vías Navegables, la Escuela Nacional Fluvial, y los estratégicos depósitos fiscales Defiba y Tefasa.

En un comunicado, la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra), preguntó qué va a pasar con estos sectores productivos del área portuario-marítima.

Los gremios directamente afectados son los de Dragado y Balizamiento y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, ambos bajo el paraguas de la Fempinra.

El jueves último, en una reunión del Consejo Directivo de la Federación, presidido por Cayo Ayala y Juan Carlos Schmid, se acordó posponer la acción prevista para el día siguiente en la entrada “Garay” del Puerto de Buenos Aires. Por la tarde, otra reunión convocó a Cayo Ayala a la Secretaria de Transporte de la Nación. Allí, el titular del área, Alejandro Ramos, desplegó los planos del nuevo sitio donde el Gobierno pretende trasladar las grúas y las escuelas de capacitación, sito en la Dársena “F” de Puerto Nuevo, donde actualmente se encuentran las areneras.

Tanto desde Fempinra como de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se encargaron de explicar que en la práctica esto no era factible, entre otras cosas, por el escaso calado y el costo que originaría semejante traslado.

“A partir de 2003, se comenzó a recuperar este sector clave para nuestro país, que fue devastado por muchos años como consecuencia de las políticas neoliberales que destrozaron al Estado Nacional. Es decisión de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner fortalecer al transporte, tanto a la red ferroviaria como al sector marítimo fluvial, para mejorar la conectividad y para potenciar la industria nacional”, señaló en la oportunidad Alejandro Ramos.

Se avanza

Mientras tanto, el Gobierno oficializó la desafectación del inmueble que ocupa la Dirección de Construcciones Portuarias y Vías Navegables en la Isla Demarchi, para dar lugar allí al cuestionado Polo Audiovisual. El decreto 1722, firmado por Cristina Fernández y publicado en el Boletín Oficial, dispone que ese predio “deberá destinarse al desarrollo de un Polo Industrial Audiovisual”, y se instruyó a la Anses y a la Secretaría de Comunicación Pública de la Jefatura de Gabinete “para que constituyan una sociedad anónima dentro de los treinta días”.

Como frutilla del postre, el decreto establece que la fecha de apertura del proceso licitatorio para este enclave operativo, sea paradójicamente la del próximo 20 de noviembre, el día de la Soberanía Nacional.

“Como trabajadores organizados no podemos dejar de expresar nuestra preocupación ante esta situación que puede tener serias derivaciones. Aspiramos a que se encuentren las soluciones por medio del diálogo y la sincera voluntad de reconocer errores respetando el orden democrático”, resaltó un comunicado del sindicato de Dragado y balizamiento.

Desde el gremio, se aseguró que la postergación de la medida de fuerza, se debe a los reclamos salariales efectuados por las fuerzas de seguridad, que están conmocionando a la opinión pública y con el fin de contribuir a la normalidad del área portuaria

“Esta decisión, en modo alguno, significa resignar la entrega de los muelles y talleres de la Isla Demarchi porque cualquiera que observe su entorno se puede dar cuenta que está preparado para la actividad portuaria y naval. Reiteramos que vamos a reaccionar con presentaciones judiciales y con medidas de fuerza al desalojo donde, actualmente, cumplen tareas más de 400 trabajadores”, señaló el gremio en un comunicado.

Coment� la nota