Cuestionan la negativa de Ateca de acordar y aseguran que se trata de una interna gremial

Cuestionan la negativa de Ateca de acordar y aseguran que se trata de una interna gremial
La negativa de Ateca de aceptar la oferta salarial que ofreció el Gobierno y que consiste en un 30% en blanco, retroactivo a febrero y pagadera en tres etapas, despertó duras críticas entre sus pares.
Las arduas negociaciones entre los referentes gremiales de Ateca, UDA, Sadop y Suteca y funcionarios de ministerio de Educación y de la cartera de Hacienda se extendieron minutos antes de las 23.00 del viernes pasado.

El punto álgido de la discusión estaba centrado en la forma escalonada que se haría efectivo el aumento.

Los sindicatos habían consultado a las bases respecto de los porcentajes ofrecidos en el transcurso de la mañana y supuestamente al retomar la audiencia conciliatoria vendrían con una respuesta por un sí o por un no respecto de los porcentajes ofrecidos (ver aparte).

El punto es que pasadas las 20.00 y una vez sentados en la mesa salarial, UDA, Sadop y Suteca comunicaron que el mandato de sus bases era de aceptar la mejora, a diferencia de Ateca que no solo rechazó la misma, sino que reclamó un 35 %.

El planteo de este último gremio fue el punto de inflexión de una tensa negociación.

La interna, el punto

Si bien el acta acuerdo la firmaron los 4 gremios, Ateca rubricó el documento, pero dejó asentado el desacuerdo a la oferta y solicitó ir por más.

“Ateca se contradijo desde que se inició el conflicto salarial porque en los acuerdos siempre planteó distintas alternativas. Primero arrancaron con un 25 % y después en medio del conflicto con la Policía pidió un 44 %, y en esta última audiencia habló de un 35 %. Lo que ocurrió es producto de una interna gremial, no se entiende que hasta quisieran aceptar los montos en negro que se manejaban en un principio”, disparó el secretario General de Suteca, Juan Godoy.

En esa línea, el gremialista aseguró que la negociación se trabó por las exigencias “contradictorias” de Quiñones y dejó al descubierto la interna que existe entre los sindicalistas docentes.

“Tenemos que saber que como cualquier otro oficio cuando se mejoran los salarios se garantiza una mejor educación”, expresó Godoy, al tiempo que volvió a reiterar su satisfacción por el acuerdo al que se arribó y dijo que se logró lo que desde hace 8 meses Suteca viene reclamando.

Además, el sindicalista expresó que los gremios deberían replantearse si la extensa discusión salarial va a ser una cuestión cíclica de todos los años. “Es necesario avanzar en la reforma educativa, si no nos condenan a los gremios a llevar al tema salario en el inicio o no de las clases, y a veces hasta medidas de fuerza. Tenemos la condena social que parece que lo único que discutimos es tema de los salarios, hace falta una ley de financiamiento educativo donde esté garantizado éste”, concluyó.

Los números oficiales

El Gobierno presentó a los gremios docentes 2 ofertas salariales. Una de ellas comtemplaba un 28,7 % al punto índice, en dos etapas, 17 % a partir de febrero y 12 % en julio, pero fue rechazada. La segunda y con la que finalmente se destrabó el conflicto fue un 30 % en 3 partes, 18 % desde febrero, 10 % en julio y 2 % en diciembre. Las ofertas son retroactivas a febrero, de carácter remunerativo, bonificable por cargo testigo, es decir, en blanco. Y garantizando un piso salarial de 4.600 pesos al igual que las paritarias nacionales.

También se acordó que no habrá descuentos por los días de paro.

ATE presiona por más plata y el blanqueo

Tras el arreglo salarial del 30 % en blanco que acordaron los trabajadores de la educación, los distintos gremios que representan a los trabajadores estales presionan por alcanzar ese porcentaje y plantean la disconformidad del 25 % que el Gobierno asignó a este sector.

Respecto de esta situación, el secretario general de ATE, Arnoldo Núñez reiteró que el pedido de aumento de los trabajadores de 3.000 pesos y anunció un paro total de actividades en toda la provincia para el próximo jueves 10 de abril a partir de la 0.00.

“Que el Gobierno haga sus cuentas porque después de mayo vamos a pedir otro aumento, porque con la inflación que hay no se puede vivir. El jueves vamos a un paro total de actividades en repudio del 25 % que nos asignaron”, dijo el dirigente, observando que “la gente está disconforme con el porcentaje que nunca se pidió y encima seguir padeciendo con incrementos en negro”.

En este marco, Núñez volvió a pedir por $ 3.000 Queremos 3.000 de incremento, inclusive para todos los municipios del interior.

Coment� la nota