Denuncian por violencia de género al secretario del sindicato de municipales de Luján

Se trata de Santiago Vera, quien trató a los empujones y hasta les tiró pavas de agua caliente a sus compañeras de trabajo. La denuncia incluye un supuesto caso de encubrimiento por parte del intendente, Oscar Luciani, quién circula por los últimos meses de mandato.

El secretario del Sindicato de Trabajadores Municipales del partido de Luján, Santiago Vera, fue denunciado por violencia de género, maltrato y persecución laboral por gremios, partidos políticos y organizaciones sociales defensoras de derechos humanos. No obstante, según se supo, sigue en funcionales apoyado por el gobierno de Oscar Luciani (Cambiemos). Circuló que el próximo intendente Leonardo Botto (Frente de Todos) también tendría acuerdos con el denunciado.

El caso tomó estado público en junio pasado. Gabriela Pino, secretaría adjunta del sindicato, manifestó que Vera tenía comportamientos violentos. La denuncia quedó asentada en el área administrativa municipal. Asesorada por un abogado, la mujer lo llevó a instancia judicial y el sindicalista resultó denunciando penalmente por maltrato, pero no hubo avances.

“Desde el mes de junio estamos acompañando la denuncia de Gabriela Pino, secretaria adjunta del sindicato, Mariela Oberti y de dos trabajadoras que son víctimas de violencia de género. Las causas están encajoneadas por el municipio. Hay denuncias, una penal en Fiscalía y una denuncia en el área municipal. No avanzó nada y buscamos visibilizar estos hechos” dijo Natalia Pérez, de la Defensoría de Género de Luján.

Pérez, junto a trabajadoras municipales de la otra línea sindical, la secretaría de género del PJ y la izquierda socialista nucleadas en la Comisión Independiente en Solidaridad con Compañeres que Denuncian Violencia de Género en el Ámbito Sindical asisten a las mujeres y llevaron el caso al Concejo Deliberante para pedir rápida respuesta.

“Son denuncias públicas y hay más compañeras que van a denunciar. En Luján este caso tuvo mucha repercusión, recibimos el apoyo de varios sectores locales y regionales. Actualmente el gobierno de Cambiemos está cajoneando la causa; la sumariante municipal María del Carmen  Anselmo tiene demorado el expediente” dijo la mujer.

Para peor, Pino había pedido licencia en el sindicato por los maltratos recibidos pero a fines de agosto un telegrama, enviado por el propio Vera, le exigía retomar el cargo.

En la denuncia a la que tuvo acceso REALPOLITIK, la mujer no da detalles del tipo de violencia. Pérez la justifica. “(Pino) hace la denuncia mal asesorada. Nosotros no la estábamos acompañando en ese momento pero cuando nos enteramos de la denuncia decidimos intervenir. Ella ha recibido empujones como también otras compañeras, (Vera) les ha tirado pavas de agua caliente en discusiones, vivieron momentos muy violentos, de mucho maltrato físico” narró. “Nadie nos da respuestas”.

Al parecer, la protección del gobierno local permite que Vera siga comandando el sindicato. Las denuncias no hicieron mella, más allá de la repercusión pública. Precisamente eso motivó a las ONG a exigir “que se actúe de una vez por todas sobre los expedientes, aplicando la sanción correspondiente sin maniobras dilatorias, que lo único que hacen es seguir vulnerando los derechos de las compañeras” dijeron.

Coment� la nota