"EDEA pone en riesgo a los marplatenses por la falta de mantenimiento"

“EDEA pone en riesgo la vida de los marplatenses y de los trabajadores por la falta de mantenimiento de las cámaras subterráneas”, afirmó el secretario general de Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane.

En conferencia de prensa, el dirigente denunció la falta de inversión y mantenimiento de estas cámaras, que están sin protección, con cerramientos destruidos, abiertas en plena calle y con la posibilidad de que cualquier persona se pueda meter y sufrir un accidente.

En total, hay 600 cámaras subterráneas en la ciudad, donde están instaladas las conexiones de 13.200 volt. Muchas de ellas tienen una total falta de mantenimiento e incluso están abiertas, rodeadas de un simple vallado, en pleno centro de la ciudad.

Acompañando con fotos y material gráfico, Rigane aseveró que “las empresas distribuidoras, han percibido incrementos cuantiosos a pagar por los usuarios en sus boletas, pero no realizan las inversiones que antes negaban hacer por falta de aumento de las tarifas. En 2017 EDEA recaudó 4 mil millones de pesos por todo concepto y tuvo, desde febrero de 2016 a 2018, incrementos promedio superiores al 770 por ciento para el cargo variable y de 4300 por ciento para el cargo fijo. La empresa no tiene ninguna razón que la justifique. Queda claro que a EDEA no le importa hacer el mantenimiento porque no le importa el usuario y el trabajador. Deja caer el servicio, como lo venimos denunciando hace mucho desde Luz y Fuerza Mar del Plata”.

El dirigente afirmó que este reclamo “se lo planteamos a la empresa permanentemente y no escucha. No es un reclamo salarial, sino que tiene que ver con la seguridad de todos los marplatenses. Acá se pone en riesgo la vida. Hay una obligación de la empresa en función de lo que cobra para mantener el servicio en el mejor estado, pero no lo hace”.

También detalló que se pone en riesgo la seguridad de los trabajadores: “Cuando llueve mucho, esas cámaras se inundan y se corta la luz. Ahí tienen que ir los trabajadores pero como no hay bombas de desagote para vaciarlas, no hay elementos de protección que le garanticen seguridad” detalló Rigane.

Por último, dijo que el Organismo de Control Provincial, OCEBA y la Municipalidad, deberían obligar a EDEA a realizar este mantenimiento preventivo pero no lo hacen: “creo que están esperando que pase un acontecimiento grave para después salir a quejarse”.

Rigane explicó que desea que a partir de esta denuncia pública, la empresa tome la decisión de realizar el trabajo necesario para mejorar esta situación”.

Coment� la nota