Esperan que la devaluación reactive la actividad pesquera

Esperan que la devaluación reactive la actividad pesquera

Los gremios del sector estiman que la suba del dólar generará mejores condiciones después de varios meses de crisis.

Después de varios meses complicados, la última devaluación genera expectativa en el puerto de Mar del Plata: el significativo aumento que tuvo el dólar en las últimas semanas plantea un horizonte favorable en el sector pesquero ya que casi la totalidad de lo que se captura en el mar se exporta.

Si bien todavía es prematuro asegurar el efecto que tendrá en los trabajadores, desde los gremios del sector se mantienen expectantes. Lo dijo el secretario general del Simape, Pablo Trueba, al señalar que hay “un tipo de cambio competitivo qué hará que se reactive más todo”.

“Ojalá que esta devaluación para un sector netamente exportador como es la pesca, sirva para que se reactive la actividad, que los barcos salgan más seguido y que se plasme en puestos de trabajo”, destacó el gremialista en diálogo con LA CAPITAL.

Además de la esperanza de que la mayor rentabilidad para las empresas se traduzca en un aumento de las fuentes laborales, los trabajadores del Simape mejorarán sus ingresos ya que una parte de su salario se calcula sobre el valor del dólar.

“Cuando hay devaluación, a nuestro sueldo lo salva un poco la parte que está dolarizada que es la producción. Y nos afecta la parte pesificada porque lógicamente la devaluación no deja de ser una depreciación de la moneda nacional”, explicó Trueba.

Más allá de que el panorama asoma más favorable, la suba del dólar trae aparejada algunos aspectos negativos como el aumento del combustible. “Cuando se devalúa y el dólar se va a las nubes, también sube el combustible que es el insumo más caro que tiene hoy una embarcación para salir a la mar”, puntualizó el sindicalista.

Los estibadores

Desde el Sindicato de Estibadores (SUPA), se mostraron esperanzados con que mejore el panorama, pero por ahora se mantienen cautelosos. “Estamos a la expectativa”, resume el secretario general del gremio Carlos Mezzamico.

“Nosotros, como se sabe, trabajamos en una industria que es de exportación y todo es en dólares. Esperamos el resultado”, comentó.

El sindicalista habló de la realidad del sector en los últimos años y señaló que “lamentablemente, la pesca cambió de matriz hace años y la flota fresquera quedó postergada”.

“Lamentablemente los empresarios más grandes de la ciudad se dedican a la pesca de los barcos congeladores y la flota fresquera, por los altos costos y la baja rentabilidad, había quedado parada”, remarcó,

En referencia a las consecuencias que traerá la última devaluación, Mezzamico destacó que esperan que “este repunte del dólar y el reacomodamiento que pueda venir sobre el sector, surta los efectos que necesitamos para que se reactive la actividad”. “Pero todavía, es algo que se piensa. No hay nada en concreto”, aclaró.

A diferencia de los trabajadores del SIMAPE, los estibadores tienen la totalidad de su salario calculado en pesos. Tras llegar a un acuerdo paritario en marzo, en los últimos días se reabrieron las negociaciones para acordar otro incremento.

“Basado en ese plafón que da la suba del dolar, estamos proyectando un aumento sobre el salario. El martes sería la segunda reunión para firmar un aumento para la estiba”, señaló Mezzamico.

Mercado Concentrador

El regreso del Mercado Concentrador Pesquero es un viejo anhelo del sector del puerto. Actualmente hay un proyecto impulsado por los gremios, las Cámaras empresarias y los astilleros para que se pueda concretar.

“Es algo que estamos empujando y sería de gran importancia”, consideró Pablo Trueba.

“Todavía no se ha avanzado mucho pero es algo visto con beneplácito por las cámaras pesqueras porque de eso depende la cotización de las especies que se capturan. El Mercado hace que se blanquee realmente la situación del valor de la especie, marcaría el piso y el techo de los valores”, agregó.

El Mercado Nacional de Concentración del Puerto de Mar del Plata dejó de funcionar en 1991.

La flota

Otra de las preocupaciones del sector, que se agudizó en los últimos tiempos con el hundimiento de barcos pesqueros, es el estado en el que salen las embarcaciones al mar. En ese sentido, actualmente hay un proyecto de renovación de la flota y durante la semana está prevista una reunión en la Subsecretaría de Pesca.

“Vamos con distintos proyectos. Ojalá podamos llegar a un consenso para que salga una ley que tenga que ver con la renovación de la flota, consensuada, que realmente sirva para que de a poco se vayan cambiando los cascos de los barcos muy viejos por una flota nueva”, resaltó Trueba.

Coment� la nota