El gremio no defiende a los trabajadores sino a los que no trabajan ● Ricardo Arroyo

Ante las denuncias públicas realizadas por la Asociación de Trabajadores del Estado sobre despidos a empleados del Ministerio de Desarrollo Social, se concretó el día miércoles una reunión con los representantes del gremio, quienes bajo condiciones de pedido de reincorporación bajo presión y sin fundamentación alguna y la determinación de futuras medidas de lucha que no se justifican por medio del diálogo y vías democráticas, determinaron la toma del edificio provocando el desalojo inmediato de los trabajadores y obstaculizaron el eventual desempeño de tareas técnicas y administrativas.
Lamentablemente, actitudes como las que dispusieron hoy los manifestantes del gremio desarticulan las actividades que se vienen realizando desde el Ministerio mancomunadamente con los demás organismos del Estado, atendiendo las necesidades urgentes de los pobladores de la línea sur afectados por las inundaciones. Es este el momento, donde necesitamos el apoyo de todos los rionegrinos, en situaciones límites donde hay gente que hoy no tiene donde dormir. No minimizo la problemática y el reclamo de los trabajadores pero si considero una falta de consideración y solidaridad al interrumpir las acciones que se impulsan desde Desarrollo Social, cerrando los mecanismos de operatividad.

En este ministerio el que no trabaja y no cumple con sus funciones no tiene lugar. El sueldo que cobramos los funcionarios y los empleados públicos lo pagan todos los rionegrinos, y no puede ser que un gremio pretenda defender a quienes no trabajan. Mi responsabilidad como funcionario público es cuidar el erario del estado, y si una persona cobra sin trabajar no estoy cumpliendo con mis funciones. Tienen los carriles institucionales para apelar la decisión que tome, no me opongo a que no se manifiesten pero no podemos permitir que el estado quede en manos de quienes defienden a los que no trabajan.

Asimismo, y en virtud de las declaraciones de Aldo Capretti, delegado del gremio, refiriendo a un “ajuste y achique” que intenta imponer el Gobierno y la sucesión de despidos de empleados del organismo, me veo obligado a aclarar las situaciones que bajo ningún punto de vista son veraces y desvirtúan la información confundiendo a la sociedad. En este ministerio no hay ajuste, lo que si hay es justicia, el que no trabaja se va.

Siempre fue política de mi gestión, considerar y defender los derechos de los trabajadores. Desde que asumí como representante del ministerio marque como lineamiento de trabajo, fortalecer el recurso humano de toda la planta, y mejorar las condiciones laborales para aprovechar a un 100% las capacidades de los empleados. Pero bajo ningún punto de vista vamos a justificar “la mala intención” y “aprovechamiento” de aquel que no cumple con sus funciones que le competen.

Es política de esta gestión desarticular la precariedad laborar y reconsiderar situaciones de trabajadores becarios que justifican su labor de años en dependencias de este organismo buscando otras formas de contratación pero de ninguna manera seguir sosteniendo aquellos que perciben salarios del Estado sin cumplir funciones activas.

Me pregunto si es función del gremio, con quien siempre tuvimos respeto y apertura al diálogo defender los derechos de los trabajadores o defender a aquellos “oportunistas” que perjudican a miles de rionegrinos que hoy necesitan una fuente laboral. Como puede ser que en localidades donde el Ministerio dispone de menos de 50 trabajadores, ATE determine indiscriminadamente innumerables delegados con claras intenciones de argumentar reclamos autoritarios.

Hay una trabajadora que de 6 meses fue solo dos días a trabajar, es justo esto, eso es lo que ATE tiene que defender?

Este Ministerio, y este ministro siempre estará predispuesto a tomar medidas que garanticen el trabajo genuino y absoluto y de ninguna manera incorporar reemplazos de militantes de ningún sector. Aceptamos y avalamos el derecho a las manifestaciones en forma pacífica y no así el “atropello” y las “presiones” sobre aquellos que cumplen con sus tareas.

ATE tiene más delegados que afiliados, y pretende manejar al estado que somos todos los rionegrinos. Aguilar no puede con el camión y quiere tirar el acoplado.

Ricardo D. Arroyo

Ministro de Desarrollo Social

Provincia de Río Negro

Coment� la nota