Omar Latini: “20 años no es nada”

Omar Latini: “20 años no es nada”
Después de ser Delegado del Jardín de Infantes 42 y Congresal Provincial por esta ciudad (cuando los delegados se elegían por Asamblea antes de cada Congreso); nos dimos a la tarea de poner en pie una Lista que sostenga la vida gremial y al mismo tiempo resistiera los embates de la recién sancionada Ley Federal de Educación”, recordó Omar Latini, hoy uno de los principales dirigentes del Partido Obrero.
El dirigente señaló que “en un cuadro de pleno auge del menemismo-kirchnerismo con su ola de privatizaciones, sus reformas constitucionales con reelección incluida; se intensificaba la flexibilidad laboral y la tercerización a través de planes y cooperativas; todo con una profundo ataque a las organizaciones sindicales. Era la época de la instauración del presentismo, donde se compraban los dirigentes sindicales, donde se cooptaba a varios los “opositores” y donde se acallaban todas las voces críticas. Cuando el Gobierno creía que todos teníamos ‘un precio’; pudimos sostener nuestra coherencia entre el pensar, el sentir y el hacer”.

“El Gremio estaba diezmado, con una deuda de 33 viviendas, las cuentas bancarias bloqueadas, (hicimos una rifa para pagar luz-gas-teléfono.); sin licencias gremiales, sin paritarias; el presentismo era un claro ataque al derecho de huelga ya que representaba el 40% del sueldo”, rememoró.

Además consideró que “en las peores condiciones dimos la pelea contra la Ley federal de Educación (muy recordados los debates al respecto entre Latini y Jaime en el programa de Liliana Venanzi en la hoy FM 21). Denunciamos en todas las instancias dimos la lucha contra el presentismo, defendimos a los compañeros ante las arbitrariedades den las designaciones, evitamos la designación de Directivos y Supervisores como cargos políticos”.

“Organizamos el no a la evaluación docente que pretendía descalificar los títulos y nuestra carrera; organizamos una cadena humana desde la Plaza 20 de Noviembre hasta el Gorosito contra la instalación del repositorio nuclear en Gastre”.

Memoria

“Sostuvimos la memoria de las históricas luchas del `87 al `91 contra la hiperinflación de Alfonsín primero y de Menem después. Comenzamos a denunciar el vaciamiento de la CSS y CPS que preparaba el terreno a su posterior privatización. (lucha aún pendiente). La Adosac no dejó nunca de ser caja de resonancia de las luchas sociales de nuestra ciudad, especialmente acompañando a los desocupados. (aunque a muchos no les agradaba)”, dijo.

“La necesidad de extender esta lucha al orden provincial y nacional, nos llevó a crear en 1995 la Lista Rosa en Adosac y sumarnos a Tribuna Docente (Lista Rosa Nacional)”.

“Siendo muy joven; sin cumplir aún 30 años; aquel aprendizaje que comencé hace 20 años, me llevó a conocer compañeros extraordinarios en toda la Provincia; comprometidos con sus alumnos, con la educación, con su comunidad y defensores acérrimos de los derechos de los trabajadores. Pasado el tiempo; hoy me encuentro con la satisfacción de ser todavía elegido por el voto de los docentes: Congresal Provincial de Adosac en representación de la Filial Caleta Olivia; Congresal Nacional a Ctera por Adosac Santa Cruz”.

Agradecimientos

Pero la mayor satisfacción es que después de jubilarme (cuando se apagan los teléfonos como dijo un colega); siguen llamando por consultas de legislación escolar supervisores, directivos, ex compañeros de trabajo, dirigentes de otras filiales y hasta ex alumnos que hoy ya son maestros. Los cursos de Legislación que me invitaron a dictar en las cuatro unidades académicas de la UNPA en 2012 y 2013; me permitieron empezar a devolver algunos de los conocimientos y experiencias que coseché en 25 años de militancia y de docencia”.

“Hoy es un momento de reflexión y balance; pero por sobre todo de agradecimiento:

A quienes me acompañaron en esa y las demás gestiones gremiales desde 1994 hasta 2003. A quienes me precedieron y generaron un espacio para incorporarme a la actividad gremial. A quienes fueron mis circunstanciales adversarios gremiales, pero no se pasaron al bando de la patronal. A quienes nos criticaron y señalaron los errores que nos permitieron rectificar acciones. A todos los medios de comunicación que potenciaron nuestra voz hacia la comunidad. A quienes sostienen la actividad gremial sin buscar en ella beneficios personales; ni reconocimiento inmediato.

Coment� la nota