Oyhamburú: “Para ponerle límite al Gobierno está la CGT”

Oyhamburú: “Para ponerle límite al Gobierno está la CGT”

El titular de la central en Lomas habló sobre el proceso de reestructuración nacional del sindicalismo. Reiteró su apoyo a una re-reelección de Martín Insaurralde.

El secretario general de la CGT de Lomas de Zamora, Sergio Oyhamburú, le restó importancia al fracaso cegetista en la reestructuración nacional. Apuntó al barrionuevismo, aunque dejó en claro que se alcanzará la unidad a través del “consenso”.  Además, adelantó la existencia de “diálogo” con sectores de la CGT regional disidente. El dirigente gremial se sumó a las voces que, en el orden local, plantean la re-reelección de Martín Insaurralde.

“Lo que pasó la semana pasada es lo que ocurre siempre dentro de una negociación. Siempre en toda rosca hay una zancadilla, y la hizo Barrionuevo no renunciando al triunvirato”, sostuvo el concejal lomense en diálogo con el programa radial Política del Sur.

En ese contexto, consideró que “la mayoría es la que manda, hay que ver cómo se alcanzan los consensos con los otros sectores. La CGT tiene una institucionalidad que no se perdió, eso lo valoro mucho. Siempre la CGT tuvo en sus distintas etapas la sabiduría de lo que piensa la gente”.

El líder gremial también se refirió al rol de la CGT en el actual proceso social de la Argentina. “Dentro de la ciudadanía hay sectores que tiran piedras y otros que dialogan. Para ponerle límite al Gobierno está la CGT, y eso sucedió con la reforma laboral”, enfatizó.

Cuando se le preguntó si en la futura CGT había lugar para los movimientos sociales, respondió de manera categórica que “el ingreso de los movimientos sociales no está incorporado en el estatuto de la CGT”.

En cuanto al retorno a la estructura cegetista de los sectores afines al gobierno nacional y enrolados en las 62 Organizaciones, advirtió que “es muy raro que haya una 62 peronista vinculada a Mauricio Macri. Más allá de las simpatías, todos los sindicatos tienen que tener la puerta abierta porque todos son la CGT”.

Luego, aclaró que “la CGT no es peronista, hay dirigentes de todos los partidos. Por ejemplo, Sergio Omar Palazzo es radical”, y remarcó que “no importa si la CGT es afín al Gobierno o no, tiene que representar a los trabajadores”.

En el plano local, el dirigente lomense confirmó la existencia de diálogo con sectores vinculados a la CGT regional disidente. A manera de primicia, reconoció que mantuvo contacto con referentes del sindicato de los gráficos y el tabaco. Además, mencionó la presencia en el cónclave del gremialista Pablo Comeglio.

“No conocía al compañero gráfico, me pareció que estaba atinado y ubicado. Estuve delante de un compañero que es un cuadro. Salí contento de la reunión con Comeglio y el gráfico”, afirmó.

Para cerrar el capítulo gremial, Oyhamburú ratificó la continuidad de los camioneros dentro de la actual conducción regional que él conduce. “Me reuní con (Juan) Vanati, y Camioneros sigue estando dentro de la CGT regional”, contó.

Martín

Por otra parte, el sindicalista habló sobre la situación distrital, y tal cual lo había manifestado semanas anteriores, reiteró su decisión de apoyar una eventual nueva postulación de Martín Insaurralde a la jefatura municipal en Lomas de Zamora.

“Si el peronismo sigue como está, Martín Insaurralde tiene que ser candidato a Intendente”, subrayó el líder gremial.

Finalmente, el edil apuntó contra su par de Cambiemos, Diego Cordera, quien había denunciado que su bloque no fue invitado a la inauguración del hospital de Llavallol.

“Cambiemos nunca creyó en el hospital, así lo expresó María Eugenia Vidal. Hubo dos ex concejales que sí caminaron y se rompieron el lomo, que fueron (Luis) Figuerón y (Marcelo) Pellegrini. Ellos sí estuvieron en tema”, recordó.

“Diego Cordera no puede quejarse de que no los invitamos, cuando su conductora rechazó la construcción del hospital de parte de Provincia”, concluyó.

Comentá la nota