Con una patota y la policía, la UTA Córdoba recuperó la sede del gremio

Con una patota y la policía, la UTA Córdoba recuperó la sede del gremio

Más de doscientos de despedidos y despedidas ocupaban la sede del gremio para reclamar reincorporaciones. El reclamo era por cesantías de 2017. La conducción del gremio envió una patota e intervino la Policía.

Momentos de tensión se vivieron en la noche del martes entre los trabajadores y trabajadoras despedidas del transporte, que realizaron una toma pacífica de la sede local de la UTA y una patota que enviaron los dirigentes del gremio para que desalojen el lugar.

Finalmente, los cesanteados apretados por la patota y frente al accionar de la policía abandonaron el edificio que quedó liberado y con custodia policial.

Hubo cruces entre los dos grupos, con insultos y algunos pequeños incidentes que no pasaron a mayores debido a la intervención policial.

Los manifestantes denunciaban deslealtad sindical y pedían la reincorporación de los empleados (muchos de ellas mujeres) despedidos desde 2017 cuando encabezaron una huelga de 10 días que el gremio ilegalizó.

"Nosotros estamos denunciando la deslealtad sindical desde el año 2016. No nos sentimos representados, el trabajo de un sindicato es prever lo que está pasando. Son despidos sucesivos desde los nueve días de paro, han quedado 66 personas afuera del transporte. Y hasta la fecha hubo despidos paulatinos en todas las áreas", denunció una de las trabajadoras.

Coment� la nota