La pelea salarial y el apoyo del Gobierno, ejes del Congreso de Delegados

La pelea salarial y el apoyo del Gobierno, ejes del Congreso de Delegados

Se realizó en la Asociación de Prensa de Tucumán con la presencia de compañeros de los principales medios y representantes del Interior.

Con la presencia de representantes de los principales medios de Tucumán, La Gaceta, Canal 8, Canal 10, LV 7, LV 12 sumados a algunas FM de San Miguel de Tucumán, más los compañeros de Famaillá, Concepción, Aguilares, Juan Bautista Alberdi y Trancas, se realizó el Congreso Provincial de Delegados de la Asociación de Prensa de Tucumán (APT). El debate se realizó en la sede central de la APT, Junín 775 y por supuesto participaron los secretarios de la mesa de conducción del gremio.

El encuentro fue convocado para conocer la realidad de cada uno de los medios en momentos en los cuales se está comenzando a negociar los aumentos salariales mediante negociaciones salariales por cada empresa. Oscar Gijena, secretario general, abrió la exposiciones realizando un breve repaso de las medidas que el Gobierno Nacional tomó en sus primeros 100 días de gestión y cuál fue su impacto sobre los salarios de los trabajadores.

El documento final se redactó en base a los tres puntos principales que se trataron: recomposición salarial y negociaciones futuras,  gestionar una reunión con las autoridades del ministerio de Seguridad Ciudadana y reforzar las inspecciones laborales.

Respecto del aspecto económico, se acordó un sueldo testigo mínimo de 10.000 pesos para todos los trabajadores de prensa, un bono extraordinario de 4.000 pesos y exigir a los dueños de las empresas negociaciones semestrales, pero con el objetivo de llegar a un incremento del 40 por ciento anual en los sueldos básicos.

En cuanto a las reuniones con funcionarios del Poder Ejecutivo, se definió solicitar las audiencias para plantear tres puntos sensibles para los trabajadores de prensa, la distribución de la pauta oficial de publicidad, el protocolo de seguridad anunciado a nivel nacional que claramente es un ataque a la libertad de prensa y la modalidad de trabajo de los compañeros en distintos ámbitos oficiales, como Casa de Gobierno, Legislatura, hospitales y concejos deliberantes.

Finalmente hubo acuerdo para exigir a las autoridades provinciales que redoblen sus esfuerzos contra la precarización laboral laboral mediante las herramientas legales que tiene a su disposición la Secretaría de Trabajo que conduce Roberto Palina, especialmente las inspecciones en los ámbitos donde desempeñan sus tareas los compañeros.

Coment� la nota