Petroleros advierten que si persisten los cortes tomarán medidas para garantizar sus empleos

Petroleros advierten que si persisten los cortes tomarán medidas para garantizar sus empleos

Cerca de 10 mil trabajadores petroleros se movilizaron ayer desde la calle Viamonte hasta San Martín y Güemes, en donde se desarrolló un acto en defensa de sus empleos. Los dirigentes gremiales pidieron en sus discursos que los funcionarios "bajen al llano y se pongan al frente del conflicto estatal" que afecta a Chubut y encontrar paz en la Cuenca del Golfo San Jorge, por los cortes de ruta que afectan los accesos a los yacimientos. También cuestionaron al Gobierno nacional por las medidas que afectan a la industria petrolera y en particular a las pymes. 

En ese sentido, pidieron que "no se confunda la lucha" ya que "el único enemigo" está en Casa Rosada. A la vez, advirtieron que si la mesa de diálogo entre el Gobierno provincial y los empleados estatales no llega a buen puerto, los trabajadores petroleros se convocarán en el cruce de las rutas 3 y 26 para tomar una decisión.

“Hasta que este conflicto termine vamos a hacer todo lo posible para lograr esta mesa, si no lo logramos nos convocaremos a ruta 3 y 26 para cuando termine la conciliación y todos tomaremos una decisión. Los yacimientos son petroleros y los vamos a defender, y si los tenemos que fundir, los fundiremos los petroleros”. Así, el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados Chubut, Jorge Avila, puso plazo para que el gobernador Mariano Arcioni convoque a una mesa de diálogo a los trabajadores estatales que bloquean las rutas petroleras en reclamo por sus salarios.

La movilización de los trabajadores petroleros en defensa de sus puestos laborales y para pedir paz en la Cuenca del Golfo San Jorge, se desarrolló ayer a la mañana en Comodoro Rivadavia. La concentración comenzó a las 10 en la histórica sede del gremio de petroleros convencionales, ubicada en Viamonte 765, para que una hora más tarde comenzar a movilizarse casi 10 mil trabajadores por la calle San Martín hasta Güemes, donde fue montado el escenario principal.

El primero en expresarse fue el secretario adjunto del Sindicato de Petroleros Privados, Carlos Gómez, quien cuestionó las medidas del gobierno de Mauricio Macri y explicó por qué se acató la conciliación obligatoria luego del paro que se habían lanzado para el miércoles y ayer. “Esto obliga a la operadoras a mantener las inversiones, garantizar nuestros puestos de trabajo y garantizar nuestra paritaria. No podemos volver al 2001 cuando la provincia era una fábrica de desocupados”, graficó

“No nos podemos dar el lujo de seguir en conflicto. Solicitamos a una mesa de diálogo con todos los sectores y garantizar el pago de sueldos y pacificar la Provincia para preservar 30 mil puestos de trabajo”, aseveró.

También estuvieron presentes trabajadores afiliados al Centro de Empleados de Comercio. Su titular, José González, manifestó: “estamos dispuestos a colaborar con el gobernador para pagarle a los compañeros de la provincia. Ponemos todo de manifiesto para que todos podamos estar en paz. Nosotros hemos acompañado esta movilización porque el petróleo es el motor de nuestra provincia”.

“DEBEN BAJAR AL LLANO”

El secretario general del Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral, José Llugdar, sostuvo: “estamos preocupados por lo que está ocurriendo en la provincia porque hace 10 días que no podemos subir a los yacimientos y esto repercute en el comercio, en los compañeros de la UOCRA y en toda la actividad económica de la provincia. Hay una sola forma de salir y es entre nosotros”.

“Yo ya viví en una provincia que quedó devastada y nadie nos ayudó. Esto depende de nosotros. Yo no le tengo miedo a nada excepto a la desocupación y al hambre. Los gobernantes tienen que bajar al llano y tienen que ponerse al frente de la situación”, consideró.

REFLEXION Y DIALOGO

Avila fue el último de los oradores y volvió a pedir por una mesa de diálogo entre las dos partes del conflicto estatal. “Quiero pedirles reflexión y saludar a los trabajadores estatales que se encuentran en la ruta. Nosotros no desconocemos la lucha. Por eso no debemos equivocar el rumbo. Una cosa es la pelea con los más poderosos y otra es la pelea entre los chubutenses”, afirmó

“Nuestro verdadero enemigo es el Gobierno nacional y ojalá se termine yendo el 11 de diciembre para que asuma Alberto Fernández. Macri le pide a Fernández que deje de hablar. Le pide paciencia para terminar el mandato. Pero ellos se van cada vez más ricos y nosotros estamos cada vez más pobres”, aseveró.

En este sentido, el dirigente gremial subrayó: “no podemos pelear entre pobres. Por eso le pedimos al sector privado y estatal que debemos encontrar un camino. El camino es sobrevivir porque esta Argentina nos va a necesitar todos unidos. Va a asumir Fernández y va a haber muchos desocupados. Esta es la Argentina que nos van a dejar. Vamos a tener que construirnos pero desde la solidaridad, desde el respeto y la humildad”.

“El Gobierno nacional no nos va a dar nada, nosotros debemos exigir, le vamos a pedir a nuestro gobernador que pelee. Si tenemos que cortar los límites lo haremos para defender nuestros intereses. A nosotros no nos asusta la pelea. Nos asusta que alguno la fogonea. Esta ciudad tiene regalías gracias a todos nosotros. Si esa regalía cae, Comodoro será lo mismo que cualquier otra ciudad de Chubut. Así es fácil gobernar y criticar cuando tenés todo. Por eso le pedimos a todos una mesa de diálogo en la Provincia”, sostuvo el dirigente gremial.

Coment� la nota