Polémica por bono de $14 mil a los empleados del Ciudad

Polémica por bono de $14 mil a los empleados del Ciudad

El premio de fin de año es de casi el doble que el acordado por La Bancaria. El PRO lo presentó como un adelanto de la futura paritaria.

En medio de las discusiones salariales de fin de año y las advertencias sindicales que atravesaron diciembre en reclamo de un bono navideño, las pujas redistributivas de 2014 concluyeron con cifras dispares, aunque la más importante pasó inadvertida hasta hoy. Se trata del acuerdo que cerró la comisión interna de trabajadores del Banco Ciudad de Buenos Aires con Rogelio Frigerio nieto, el presidente de la entidad financiera pública que pertenece al estado capitalino. Según fuentes del gobierno porteño el 10 de diciembre ambas partes acordaron "un premio de fin de año de 14.000 pesos no remunerativos" para los 2930 trabajadores que trabajan en el banco. La cifra es casi el doble de los 7500 pesos que acordó La Bancaria con las asociaciones de entidades financieras a nivel nacional, y en el caso porteño, supera en 12 mil pesos al "bono compensatorio no remunerativo por única vez" que acordaron los representantes de los trabajadores municipales (SUTECBA) con el ministro de Hacienda Néstor Grindetti, luego de una dura negociación que terminó con un pago extraordinario que los empleados públicos porteños recién percibirán el próximo 10 de enero. Fuentes de la administración PRO aclararon que ese monto será un adelanto de la paritaria 2015 y que no se trató de un bono de fin de año, una consideración totalmente distinta al anuncio que oportunamente hizo el gremio municipal conducido por los incombustibles Amadeo Genta, Patricio Datarmini y Genaro Trovato.

En el caso del Banco Ciudad, el pago no remunerativo fue cancelado junto a los salarios y el medio aguinaldo de diciembre, dentro de un acuerdo que también fue confirmado por fuentes gremiales, aunque los representantes sindicales del Ciudad no atendieron las consultas de este diario.

El premio de este año que pagó el Ciudad supera en 3600 pesos a los 10.400 que abonó la entidad financiera pública en 2013, con una cifra que resultó mayor, en términos porcentuales, que los acuerdos salariales del sector, cuyas recomposiciones salariales variaron entre 27 y el 28,6% durante las negociaciones de la paritaria anterior.

A pesar del silencio que se autoimpusieron los negociadores del bono para los trabajadores del Ciudad, este diario pudo saber que el acuerdo también incluyó "la absorción de adicionales a los básicos", dentro de un intercambio donde la patronal intentó incluir cláusulas discrecionales para que los funcionarios de alto rango se pudieran autopremiar, algo que finalmente no fue acordado.

Con este dato, cerrado bajo siete llaves, la entidad financiera pública de la Ciudad concluyó un año de cambios particulares, como el fracaso de la mudanza que originalmente había promovido el ex titular de la entidad, Federico Sturzenegger, que contrató al arquitecto londinense Norman Foster para diseñar la nueva sede del banco frente al Parque de los Patricios, en la calle Los Patos al 3100. La obra demandó una inversión de 250 millones de pesos, aunque el edificio ahora será una de las nuevas sedes del gobierno porteño, luego de una decisión impulsada por el jefe de gobierno Mauricio Macri e implementada por Frigerio, que decidió revertir los planes de Sturzenegger y cancelar la salida del Ciudad de la city porteña. Por ahora no se sabe de qué manera la comuna pagará la construcción que el Ciudad finalmente no utilizará, pero que ya financió.

En 2013 el Ciudad tuvo ganancias por 1300 millones de pesos y es, por una definición de la constitución capitalina, el banco oficial del estado porteño. Según un estudio reciente del observatorio La Fábrica Porteña, que responde al Frente para la Victoria, "si se analizan los datos disponibles del Banco Central (BCRA) para el Ciudad correspondientes a la administración del PRO en la Ciudad, se observa que el activo se incrementó un 210%, el pasivo un 211% y el patrimonio neto un 203 por ciento. En este mismo período, los depósitos se multiplicaron 3,3 veces mientras que los préstamos lo hicieron 4,1 veces." Sin embargo, si se analiza "la representación de cada tipo de préstamo sobre el total de préstamos al sector privado no financiero, todos los montos crecen en términos absolutos, aunque los préstamos hipotecarios y los dirigidos a las pymes cayeron un 4,75% y 9,11% respectivamente en su representación". Es decir que la entidad, a pesar de su bonanza, no cumple con la legislación porteña vigente, que la obliga a destinar "asistencia financiera destinada a las micro, pequeñas y medianas empresas y ciudadanos radicados en el Área Metropolitana Buenos Aires apuntando al crecimiento del empleo, además de facilitar el ingreso al crédito personal y familiar, y fomentar la adquisición, construcción y refacción de viviendas por intermedio del crédito hipotecario". Materias que siguen relegadas para una entidad financiera de excelentes ganancias y silenciosos premios de fin de año.  «

Comentá la nota