Polémica entre el Gobierno porteño y gremios docentes por los incidentes en un acto de asignación de cargos

Polémica entre el Gobierno porteño y gremios docentes por los incidentes en un acto de asignación de cargos

Dos gremios fueron a oponerse. Desde el Gobierno denunciaron “violencia” y anunciaron que habrá sanciones. Los sindicatos dicen que hay “persecución” y que irán a la justicia penal.

El conflicto entre dos gremios porteños (UTE y Ademys) y el Ministerio de Educación de la Ciudad ya parece un clásico en la vida de las escuelas públicas del distrito. Hace años se vienen enfrentando, principalmente por cuestiones salariales. El martes pasado, los sindicatos convocaron a un paro, en reclamo de la reapertura de las negociaciones de salarios, a lo que se agrega ahora un nuevo foco de disputa que tiene que ver con la forma en que asignan nuevos cargos en los “concursos de traslado”, es decir, aquellos que tienen que ver con cambios de escuelas.

El mismo martes pasado, en el contexto del paro, el Ministerio de Educación se disponía a hacer el concurso por traslados para cargos de maestro de la primaria, cuando un nutrido grupo de docentes de UTE (gremio alineado con el kirchnerismo) y Ademys (sectores de izquierda) irrumpió con el objetivo de “manifestar el descontento”.

¿A qué? Los gremios dicen que el Gobierno estaba “violando el estatuto”, porque no se respetaba el “orden de mérito”. Es decir, la suma de puntaje que los docentes obtienen tras contabilizarse los cursos de capacitación que hicieron, más los años de antigüedad, los títulos, entre otros ítems.

“En forma arbitraria, cambiaron la forma de asignar los cargos sin avisar. Dejaron de respetar el orden de mérito, como se viene haciendo desde hace 13 años. Hubo docentes que se estuvieron preparando, y de golpe sin avisar les cambiaron las reglas”, dice a Clarín Eduardo López, titular de UTE.

Fue entonces que los docentes, dice López, “manifestaron su descontento ante la injusticia”.

El video que acompaña esta nota muestra parte de lo que pasó ese día. Para el Gobierno, fue un acto de “violencia”. Por los incidentes, el acto no pudo llevarse a cabo ese día.

“La violencia es nuestro límite” expresa una carta que el Ministerio de Educación envió a los docentes del distrito. Allí también anuncian que “a instancias de un escribano público se constataron las situaciones de violencia física e institucional provocadas por sectores gremiales identificados”. Y dicen que el Ministerio “elevará esta información al área de trabajo del Gobierno de la Ciudad para que esta a su vez remita a la Secretaría de Trabajo de la Nación para que sean a analizadas las acciones y sanciones disciplinarias que correspondan a los sindicatos implicados”.

Luego se conoció que el Ministerio, además, inició sumario a 24 de los docentes que estuvieron presentes en ese acto.

“El 5 de noviembre, funcionarios del Ministerio se disponían a hacer el concurso por trasladado, según el artículo 31 del Estatuto Docente, en el cual se establece claramente que deben ser priorizados casos de docentes con urgencia o situaciones críticas, como los de tener una enfermedad o estar a cargo de un familiar enfermo. A esto se opusieron dos sindicatos –UTE Y Ademys- que irrumpieron violentamente en el recinto e impidieron con agresiones la realización del concurso. Frente a los episodios de violencia hemos decidido tomar medidas porque no estamos dispuestos a tolerar ningún tipo de agresión”, dijeron fuentes oficiales a Clarín.

“Los sumarios iniciados se tomaron por las vías administrativas y tienen como objetivo investigar los hechos y establecer responsabilidades en los casos que corresponda. Hubo docentes que iniciaron acciones legales por haber sido víctimas de la agresión de estos violentos”, agregaron desde el Gobierno.

Este lunes, UTE y Ademys llamaron a una conferencia de prensa. Denunciaron “persecución y criminalización de la protesta” y anunciaron que iniciarán una demanda penal contra los funcionarios del Gobierno.

“Después del martes, nos llamaron del Gobierno y acordamos que los actos serán por mérito, teniendo en cuenta solamente las causales de enfermedad. El miércoles y jueves se hicieron otros dos actos con esta lógica. Es decir, que nos dieron la razón. Pero llevan adelante tres mecanismos de castigo, que estamos denunciando: a los dos sindicatos nos denuncian ante la secretaria de Trabajo, a 24 docentes (que pertenecemos y somos dirigentes de los sindicatos) nos pusieron un sumario y nos descuentan el día por paro. Vamos a denunciar todo esto ante la justicia penal y la OIT”, dijeron desde UTE.

Coment� la nota