“Quieren hacer ver que todo el sindicalismo es corrupto”

“Quieren hacer ver que todo el sindicalismo es corrupto”

Así lo consideró el presidente de CICOP, Fernando Corsiglia. A pesar de estar de acuerdo con los beneficios de la alternancia de las autoridades sindicales, condenó el proyecto de reforma de los mandatos que quiere impulsar el oficialismo.

El proyecto de reforma que busca limitar la extensión de las gestiones sindicales y la renovación periódica de sus representantes sigue generando controversia entre los sectores gremiales. El presidente de CICOP, Fernando Corsiglia, defendió el valor de la alternancia en el poder, pero denunció un “efecto disciplinador” del sindicalismo por parte del gobierno.

La iniciativa fue presentada hace dos años por el oficialismo, pero ahora levantó vuelo ya que Cambiemos busca instalarla en la agenda parlamentaria de este año. El objetivo, según sostuvieron, es “fortalecer” al sindicalismo mediante “la renovación y la alternancia de las autoridades sindicales", junto con el fin de la reelección indefinida.

Para el sindicato, “los valores de libertad, democracia sindical y alternancia en el poder son absolutamente beneficiosos” para el conjunto de trabajadores que representan, pero Corsaglia aseguró que detrás de “ese velo aparentemente democratizador” el Gobierno pretende generar “condiciones de disciplinamiento para los sectores sindicales que no están dispuestos a someterse a las definiciones que tiene el gobierno ni están dispuestos a enfrentar las políticas que lleva adelante”.

Corsaglia admitió: “No somos muy coincidentes con el sindicalismo clásico. Inclusive, en el estatuto tenemos una renovación cada dos años y alternancia de los cargos", pero aclaró que "la cuestión es cuál es el objetivo de Cambiemos, porque está intentando hacer ver que todo el sindicalismo es corrupto, que todo el sindicalismo se perpetúa en sus lugares y sólo trabaja para sus propios intereses o pequeños grupos”.

Con la detención de grandes líderes sindicales como la cúpula de UOCRA de Bahía Blanca esta semana o Juan Pablo "Pata” Medina, del mismo gremio, en septiembre, el fantasma de la corrupción sobrevuela a este sector. Sin embargo, Corsaglia cree que el proyecto del oficialismo “tiene un trasfondo, que es hacer ver a todo el sindicalismo del mismo modo, como parte de acciones que corrupción”.

“Las situaciones específicas que se han planteado existen y nosotros tenemos esa postura de rechazo y aversión, pero también entendemos que está siendo utilizado como un efecto disciplinador, que para nosotros tiene un claro objetivo: avanzar en la discusión de la reforma laboral que intenta el gobierno con esas condiciones que van a ser mucho más beneficiosas que las que tienen hasta ahora”, planteó el presidente de Cicop.

Coment� la nota