Schmid: “Hay una cuota de esperanza muy fuerte en el país”

Schmid: “Hay una cuota de esperanza muy fuerte en el país”

La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina, que lidera Juan Carlos Schmid, se hizo presente este 10 de diciembre en la Avenida de Mayo, para celebrar el cambio de gobierno tras cuatro años de políticas neoliberales. Durante este tiempo  de padecimientos los trabajadores del sector, representados por la FeMPINRA,  dieron cuanta de resistencia, lucha y también de pequeñas victorias.

Consultado por AGN Prensa Sindical Schmid calificó al día como “histórico por el proceso democrático. Si no me equivoco es el séptimo  presidente desde que volvimos a la democracia en el  ’83 y además en un contexto regional y político muy particular. Hay una cuota de esperanza muy fuerte, acá, en el país”.  

El dirigente sindical expresó la necesidad urgente de revertir la situación de las personas  más postergados: “Indudablemente la deuda más grande esta con los sectores  más pobres, con la gente que no tiene las misma oportunidades. Macri se fue dejando en el  país  entre 16 y 19 millones de compatriotas pobres”. 

“Pensemos que, por ejemplo, la tuberculosis ha vuelto al país, hay 10.000 casos por año, es aterrador, sobre todo cuando hace pocos años atrás se había erradicado. Todos sabemos que la tuberculosis es una enfermedad de la pobreza. Así que me da la impresión de que esa cuota de esperanza le tiene que servir al gobierno para que instrumente las medidas para terminar con esta situación”, precisó Schmid.

En tal sentido añadió que “el solo hecho de parar el deterioro ya es un logro gigantesco. De ahí hay que comenzar a remontar  un cuadro tan dramático como el que acabo de describir”. 

Como Secretario General de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, Schmid hizo referencia a las expectativas que generó el nombramiento de Mario Meoni en la cartera de Transporte: “Naturalmente yo aspiro a que el Ministro convoque a la Confederación para armar una agenda de trabajo y en este sentido ver como podemos desarrollar toda una ronda de tratativas que pongan, en perspectiva, los problemas que tiene el transporte que no son muy distintos a los que tienen el resto de las actividades”.

Schmid concluyó que en este nuevo proceso el sindicalismo  “debe tener un rol central, claro que primero tiene que saldar sus cuestiones internas. El Movimiento Obrero tiene distintas líneas, hay una división, hay que tratar de recomponer esa división y de esa manera tener una influencia o una incidencia mucho más precisa en la gestión de un gobierno, que según como fue anunciado por  el presidente, nosotros vamos a formar parte de este gobierno. Formar parte de este gobierno implica que participemos en la recuperación de la Argentina como queremos todos”. 

Comentá la nota