Torres y Liva: Desde el Sindicato rechazan los despidos, porque hay preventivo de crisis presentado

Torres y Liva: Desde el Sindicato rechazan los despidos, porque hay preventivo de crisis presentado

Luego del incendio ocasionado en la distribuidora Torres y Liva y en plena negociación con los representantes de la empresa por la situación laboral de los trabajadores,  desde el Sindicato de Empleados de Comercio confirmaron a “el Retrato…” que persiste hasta el momento incertidumbre en relación a la continuidad de la totalidad de los empleados en el comercio, luego de arribarse a un cuarto intermedio en la última audiencia celebrada ante el Ministerio de Trabajo.

Hay una o dos audiencias por semana en los Ministerios de Trabajo. De hecho, los representantes de la empresa presentaron este lunes toda la documentación de los 15 días de diciembre que tenían que pagar como así también terminaron de abonar la totalidad de los aguinaldos”, explicó Darío Zunda, Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, en diálogo con “el Retrato…”

En tal sentido, Zunda detalló que en este momento se encuentran en un cuarto intermedio, en el marco de una discusión que engloba “la necesidad de un retiro voluntario abierto, para ver cuánta gente estaría dispuesta a irse de la empresa” y aclaró: “En principio rechazamos los despidos, porque hay preventivo de crisis presentado”.

No queda demasiado tiempo, pero estamos en esas conversaciones. La semana que viene se vencen los plazos y el Ministerio tiene que resolver si le da, o no, el preventivo”, describió a la vez que comentó que tiene conocimiento que la empresa está buscando reabrir sus puertas, pero en un local más chico.

Asimismo, indicó: “No se pueden quedar con todo el personal, porque el lugar donde estaba instalada Torres y Liva no va a abrir nunca más. Va a empezar a reducir puestos de trabajo, porque reabrirá en un local más chico y por eso, se ha hecho una apertura de retiro voluntario”.

En relación a lo anterior, Zunda explicó que si el personal se retira voluntariamente de la empresa “hay posibilidad que continúe o empiece a trabajar en otro lado de forma paulatina y sino la semana que viene tiene que empezar a desvincular” y aclaró que desconoce “hasta donde llega la desvinculación, en el sentido que puede ser de 10, 30 o 60 empleados. No se sabe el alcance del despido, porque eso sería ya el final de lo que se ha intentado acordar como gremio”.

“Para el retiro voluntario hay algunas cuestiones de beneficio para que la gente se vaya bien. Después lo resuelven los trabajadores si se quieren ir o prefieren un despido, lo cual quedará en manos de la gente”, indicó al mismo tiempo que comentó: “Nosotros propiciamos los acuerdos, pero si el personal no lo agarra irá a despido y a una futura cuestión judicial con todo lo que ello implica”.

En ese contexto, precisó que son entre 60 y 70 empleados aproximadamente los que se encuentran afectados por esta situación. “Si hay continuidad con algunos suponemos que serán unos 30 o 35 los que van a ser despedidos directamente. Después de eso, habrá que ver en qué situación quedan, si cobran o no y demás”, señaló.

“Habrá que ver la semana que viene que sucede, pero lamentamos si la falta de acuerdo lleva a la empresa a un camino de no retorno de despidos”, afirmó a la vez que comentó que se encuentran en permanente diálogo con los trabajadores, los cuales se encuentran verificando la totalidad del dinero que les corresponde cobrar de acuerdo a lo sucedido.

Además, remarcó: “Estamos testeando lo que ofrece la empresa como retiro voluntario, sumándole alguna cosa más que se le ha pedido a la empresa que pague y armando los listados. Si los mismos aparecen, andaría todo relativamente tranquilo sino se terminan las negociaciones y el dueño tiene derecho a tomar la decisión que quiera”.

Seguidamente, hizo hincapié en las versiones que circulan en torno a que la distribuidora abriría sus puertas en otro local de la ciudad y expresó: “Están buscando un lugar para abrir, pero también han manifestado las dificultades económicas que tienen para encontrar un sitio del mismo tamaño o más grande que el que tenían anteriormente”.

Han planteado que hay una reducción en principio para volver a trabajar en un local más chico, razón por la cual no hay lugar para 67 empleados y se tienen que desprender del personal”, manifestó a la vez que agregó que “está la voluntad de seguir trabajando y de abrir de nuevo, pero tienen que conseguir el sitio, habilitarlo y llamar a la gente para trabajar; lo cual llevará por supuesto varios meses”.

A su vez, consideró que tienen que pasar muchos años para que el lugar, donde anteriormente estaba ubicado Torres y Liva y que ocurrió la tragedia, “vuelva a estar en condiciones de ser habitable nuevamente. Ni hablar de volver a construir ahí”.

Por último, hizo hincapié en que la semana que viene se tendrán que volver a juntar nuevamente con los representantes de la empresa, porque hay pasos a seguir. “En el preventivo de crisis ellos hablan, no solo de cómo van a achicar la empresa sino, de cómo se divide. Por lo que, necesitan el apoyo de los gremios para pedir algún plan de rescate del estado, sea de la provincia o nación, para volver a trabajar”, sostuvo.

“Lo demás corre por cuenta de ellos que tiene que ver con que si los corredores le dan mercadería, si les dan plazos para que paguen y demás; lo cual ya es parte del giro comercial”, concluyó el referente del Sindicato de Empleados de Comercio al mismo tiempo que reiteró que por cuenta del gremio corre únicamente resolver la situación de los trabajadores de la entidad.

Coment� la nota