Si no hay acuerdo, los municipales quieren instalar una carpa en la Plaza Rivadavia

Si no hay acuerdo, los municipales quieren instalar una carpa en la Plaza Rivadavia

El 31 de enero finaliza la conciliación obligatoria. “No se avanzó absolutamente en nada. No puedo creer que no haya levantado el teléfono el intendente”, expresó Miguel Agüero.

El próximo 31 de enero vencerá el plazo de la conciliación obligatoria en el marco del conflicto con los empleados municipales por el decreto 3401 en el que el intendente Héctor Gay designó cuatro cargos en la obra social DOSEM.

Mañana se desarrollará una reunión entre las partes en el Ministerio de Trabajo para intentar llegar a un acuerdo, que por el momento, parece muy lejano.

El titular del sindicato de los municipales, Miguel Agüero, recordó que en la asamblea del jueves 3 de enero los trabajadores definieron una huelga por tiempo indeterminado que se postergó por la conciliación obligatoria. “Si el 31 de enero no se llega a un acuerdo, empieza el paro por tiempo indeterminado. Los trabajadores piden instalar una carpa en la Plaza Rivadavia y explicarles a los vecinos las cosas que se están haciendo mal”, adelantó.

Sobre el conflicto aclaró que no se avanzó en absolutamente nada y se mostró sorprendido que hasta el momento el jefe comunal Héctor Gay no lo haya convocado a una reunión. “No puedo creer que el intendente no haya levantado el teléfono”, remarcó.

En tanto, fue muy duro con el senador provincial Andrés De Leo por sus declaraciones públicas sobre el conflicto por DOSEM. “Está diciendo Gay que quiere paz social y solucionar la situación y sale el senador a decir tanta estupidez como que DOSEM no es de los empleados y que el sindicato está metido. Estuvo becado tres años y ahora querrá renovar su beca. Que primero se informe, que vea, que vaya a la obra social y que no salga a decir tamaña estupidez. Denigra a los trabajadores y me injuria a mí”, sostuvo, por último.

Coment� la nota