Acuerdo sindical promete paz para Vaca Muerta este año

Acuerdo sindical promete paz para Vaca Muerta este año

La industria petrolera y los sindicatos acordaron el viernes las paritarias del sector. Los trabajadores del sector recibirán una mejora del 54,7% por el período que terminó en marzo y es un reconocimiento a la inflación del último año. Además, percibirán un aumento del 28% hasta marzo de 2020, con dos clausulas de revisión por aumento en el costo de vida.

En Neuquén ya se resolvió el pleito electoral y las petroleras celebran distintos hitos. Las compañías están consiguiendo mejores resultados que los esperados en algunos pozos, proyectan conseguir financiación en los mercados y anuncian inauguraciones, como un oleoducto conjunto entre Tecpetrol e YPF.

Pero los principales sindicalistas petroleros del sur están embarcados en distintas aventuras electorales. En Chubut, están recostándose sobre el gobernador Mariano Arcioni, mientras que en Santa Cruz juegan dentro del espacio de Unidad Ciudadana/Frente para la Victoria.

La postura política llevó a ciertos gremios a endurecerse en sus reclamos, según sostienen entre las empresas. La parte más discutida tuvo que ver con un reconocimiento de la inflación pasada.

Las compañías se habían comprometido a reconocer un aumento en el costo de vida, que pagarían retroactivo desde abril, que es la fecha de vencimiento de su paritaria. Pero hubo desacuerdos sobre ese número, que finalmente se cerró en un 14,7%. Hubo un tira y afloje al respecto. El tema llegó a plantearse en la mesa de competitividad de Vaca Muerta, un espacio que comparten el Poder Ejecutivo nacional, las empresas, sindicatos y el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.

Las petroleras esperan un año positivo para Vaca Muerta. Tienen más expectativas en petróleo -cuyo precio internacional está firme- que en gas. En este segmento, se combinó la “interpretación” de los subsidios por estímulo que hizo el Gobierno nacional con una caída del gas líquido (GNL) que se importa.

Los sindicatos recibirán un aumento del 28% para abril de 2019-marzo de 2020. Percibirán un 10% desde junio y después dos incrementos de 9% en noviembre y marzo. Habrá revisión si la inflación supera esa pauta.

La producción petrolera aumentó un 3% en marzo en relación al mismo mes del año pasado y lleva un 3,3% anual. Aunque los yacimientos no convencionales representa menos de un 15% del total, su crecimiento es importante, de más del 50%.

Un desacuerdo con Irán por parte de los Estados Unidos generó interés por el petróleo argentino. Las compañías hasta sintieron que tenían margen para aumentar los precios de la refinación. En caso de no hacerlo, creían que podían encontrar una salida a través de exportaciones.

En gas, la mejora es del 2,9% en relación al mismo mes de 2018 y el acumulativo arroja un avance del 5,6%, según datos del Instituto Mosconi. Pero allí se enciende una alarma. “Descontada la producción de Tecpetrol en Fortín de Piedra, la producción de gas natural acumulada en 12 meses cae 1,8% y la producción no convencional del mes de marzo se reduce 14,8% respecto a igual mes del año anterior”, aclara su informe. El gas que obtiene Tecpetrol en Fortín de Piedra es beneficiario de los subsidios otorgados por el plan de estímulos (resolución 46/2017), que recientemente fue “reinterpretado por el Gobierno”.

El panorama local del gas es más complicado. La temperatura está siendo más cálido de lo esperada, por lo cual sobra ese fluido. En el Gobierno y las empresas ya creen que podrán exportarlo por gasoducto a Chile en pleno invierno, La previsión era que iban a tener que esperar hasta septiembre y octubre para los despachos externos.

La reinterpretación de la resolución sobre el gas de Vaca Muerta se combina con una caída en los precios del GNL (gas líquido) de exportación. Eso podría generar que las importaciones por barco -a las que Argentina recurre en invierno- sean menos onerosas.

La demanda de energía eléctrica se redujo un 10% interanual en marzo. Esto se debe a menor actividad industrial y caída del consumo. Las usinas térmicas requirieron menos gas, pero además está creciendo la generación a través de energía no renovable.

Comentá la nota