Sin acuerdo en Trabajo, los delegados de la línea 60 ratificaron la continuidad del paro

Sin acuerdo en Trabajo, los delegados de la línea 60 ratificaron la continuidad del paro

Los representantes gremiales de la línea de colectivos confirmaron la continuidad de la medida de fuerza, luego del fracaso de las negociaciones mantenidas con funcionarios de la cartera laboral, y ratificaron el estado de "asamblea permanente".

Los choferes de la lí­nea 60, que ingresaron en la cuarta jornada de huelga, se movilizaron este lunes con sus unidades hacia la sala donde son velados los restos de David Ramallo, el electricista fallecido el viernes al ser aplastado por una unidad que estaba reparando sobre un elevador hidráulico.

Los trabajadores y delegados de la lí­nea 60 continuarán aplicando el paro general, que comenzó el viernes último luego de la muerte de Ramallo, y ratificaron el estado de "asamblea permanente".

La huelga fue confirmada por el delegado Néstor Marcolí­n, quien responsabilizó por la situación a Trabajo, la empresa, el gobierno porteño y la Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), ante la cual los representantes de base denunciaron en marzo último "la ausencia total de seguridad en las nuevas instalaciones del barrio de Constitución", puntualizó.

 "No están dadas las condiciones materiales para reanudar el transporte de pasajeros desde Constitución hacia la zona norte", señaló Marcolín, quien reseñó que el empleado fallecido realizaba tareas de mantenimiento eléctrico en las unidades de transporte y fue aplastado por un colectivo al sufrir fallas un elevador.

El obrero, de 35 años, sufrió graves heridas y fue trasladado de urgencia al Hospital Penna, donde murió casi de inmediato.

Los trabajadores marcharon este lunes con sus unidades hacia la sala velatoria de la Avenida Mitre al 4.600 de Villa Domí­nico, partido bonaerense de Avellaneda, mientras que otros se dirigieron a la sede del Ministerio de Trabajo, donde no se alcanzó un acuerdo.

Iván Iza, otro de los delegados, comparó "de forma proporcional la muerte de Ramallo con la tragedia ferroviaria de Once" y a "los dueños de Dota (lí­nea 60) con los Cirigliano, concesionarios del tren Sarmiento y ex propietarios de la 60".

La protesta afecta a alrededor de 250.000 pasajeros, que utilizan a diario los servicios de alguno de los siete ramales que conectan a la ciudad de Buenos Aires con localidades del norte bonaerense.

Coment� la nota