Asumieron tres nuevos interventores judiciales en el correo OCA

Asumieron tres nuevos interventores judiciales en el correo OCA

El juez Pablo Tejada pretende que manejen el tramo final del proceso que pronto podría derivar en la quiebra de la empresa.

El juez Pablo Tejada puso en funciones a tres nuevos interventores en el correo ligado a Hugo Moyano, para encarar el tramo final del proceso que en breve podría derivar en la quiebra de la compañía. Además el juez dio plazo hasta el viernes para que las tres empresas interesadas en quedarse con OCA regularicen las presentaciones. Pero todo indica que Seprit, OCA Logística y la cooperativa Los Cedros no cumplirían con los requisitos para quedarse con el mayor correo privado del país.

Los tres nuevos interventores judiciales que asumieron para manejar OCA son Rodolfo Déhenen, María del Carmen Perez Alonso y María Cristina Ratibel. Se trata de especialistas que fueron elegidos por sus "conocimientos generales de administración empresaria y específicos de la empresa intervenida", señalaron fuentes judiciales.

Desde que renunció el coadministrador Marcelo Griffi, en septiembre pasado, esa función la venían cumpliendo los síndicos judiciales de OCA, que pedían ser relevados de esa tarea. Por eso, el juez Tejada resolvió implementar una "administración con intervención judicial plena". 

Es que el dueño Patricio Farcuh, al que se lo sindica como testaferro de Moyano, no pudo llegar a un acuerdo con su principal acreedor, la AFIP, que le reclama $6.000 millones en deudas impositivas, ni con el resto de sus principales acreedores, que reclaman otros $1.000 millones adicionales. 

OCA tiene 6.800 empleados, de los cuales 6.000 están afiliados a Camioneros, gremio que pagó parte del sueldo durante varios meses de 2016, período en el que Moyano tomó el control de la compañía por la fuerza. 

Este lunes venció el plazo del "salvataje" para que se presenten los interesados en quedarse con OCA. Se presentaron tres propuestas en el juzgado Civil y Comercial de Lomas de Zamora: dos empresas ligadas a Farcuh y una cooperativa en formación de empleados jerárquicos de OCA.

Los tres interesados son las empresas OCA Logística y Servicio Privado de Transporte (Seprit), ligadas a OCA y Farcuh; y la cooperativa Los Cedros, liderada por Daniel Palladino, titular del gremio de los empleados jerárquicos de OCA (AECPRA – Asociación de Empleados de Correo Privado de la República Argentina).

Fuentes judiciales señalaron a Clarín que lo más probable es que el mayor correo privado del país vaya a una quiebra activa y se subaste la compañía, para desplazar definitivamente a Farcuh y porque ninguna de las tres propuestas garantiza el pago de la deuda y la continuidad laboral de los empleados. 

Eso fue lo que ocurrió con la petrolera Oil Combustibles, cuando era de Cristóbal López y Fabián de Sousa, que terminó en manos de YPF.

"El juzgado intimó por tres días a que regularicen las presentaciones", comentó Mariano Liñán, abogado de la empresa concursada. 

Daniel Palladino, titular de la cooperativa Los Cedros y del gremio de empleados jerárquicos de OCA (donde tiene poco más de 400 afiliados), señaló a Clarín que la situación es cada vez más grave. "Acá vaciaron la empresa", dijo Palladino. Y agregó que, para ganar tiempo, se presentaron en el "salvataje", aunque la propuesta "todavía está en elaboración".

En caso de no ser aceptadas las propuestas de Los Cedros, Oca Logística ni Seprit, los empleados del correo "pierden su antigüedad, arrancan de cero y muchos van a quedar afuera de la empresa, ya que quien la compre en el marco de una quiebra no está obligado a mantener la relación laboral con los trabajadores", dijo Palladino.    

De este modo, se complica la situación en la empresa que más afiliados tiene el gremio de Camioneros y donde Moyano asumió una posición de control que la está llevando a la quiebra. Su rol quedó de manifiesto no sólo cuando echó de su oficina a Farcuh, en febrero de 2017, situación que quedó registrada en un video que difundió Clarín.

También se vio pocos meses antes, cuando el 28 de septiembre de 2016 Moyano citó a 20 empresarios postales en la biblioteca de Camioneros y se sentó en la cabecera de una larga mesa, ante la mirada de este cronista, que luego fue echado del lugar. Allí aseguró que venían "tiempos difíciles" y les pidió a los empresarios postales que tuvieran "códigos y no tomen" clientes de OCA. 

Ninguno se animó a disputarle espacios a Moyano. Pero el desmanejo en OCA fue en aumento. A fines de 2017, el correo le debía $3.400 millones a la AFIP. Y a principios de 2019 las deudas impositivas ya superaban los $6.000 millones. "La irresponsabilidad con que se manejaron va a terminar perjudicando a los trabajadores", lamentó una fuente judicial, que sigue de cerca la evolución en el mayor correo privado del país.

Comentá la nota