Choferes levantaron el paro a la medianoche

Choferes levantaron el paro a la medianoche

Tras una brutal agresión a un conductor de la línea 146, los choferes decidieron sostener la medida de fuerza durante todo el domingo . El gremio se reunirá hoy con el ministro de Seguridad.

Los ómnibus de la empresa Rosario Bus volvieron a circular desde esta medianoche, luego del paro que lanzaron sorpresivamente tras el ataque a balazos que sufrió un chofer de la línea 146. Así lo confirmó anoche el secretario general de Unión Tranviarios Automotores (UTA) de Rosario, Manuel Cornejo, quien hoy por la mañana junto con otros representantes del gremio se reunirá con el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, en la sede local de Gobernación.

Al ser consultado por LaCapital, Cornejo explicó que se resolvió terminar con la medida de fuerza después de contactos telefónicos a lo largo del día de ayer con funcionarios municipales y provinciales, y conversarlo con el cuerpo de delegados de UTA.

De esta manera, el dirigente gremial confirmó que a partir de la cero hora de hoy se normaliza la línea de las 18 líneas urbanas que tiene concesionada la firma Rosario Bus: 101, 102, 103, 106, 107, 110, 125, 128, 129, 130, 141, 142, 143, 144, 145, 146, 153, 35/9.

Durante todo el domingo sólo circularon las líneas de las empresas estatales de Mixta y Semtur.

La solidaridad con el chofer herido y la bronca por la falta del transporte circuló ayer por las redes sociales, en particular por la ausencia de información pública sobre si una parte significativa de un servicio clave para numerosos ciudadanos rosarinos continuaría hoy lunes de paro o no.

Cornejo aclaró que el plan de lucha concluyó ayer, por lo que no está bajo análisis -derivado del brutal ataque- la posibilidad que el gremio decida un nuevo paro en los próximos días.

La reunión de hoy con el ministro "es una más sobre un tema repetido, que es la preocupación de todos los ciudadanos: la inseguridad", dijo el dirigente sindical, quien también tiene previsto dialogar con las autoridades de la policía provincial.

Los choferes de la concesionaria Rosario Bus definieron el paro después que Raúl Pazco, chofer de 61 años, fuera herido cuando circulaba a bordo del interno 421 de la línea 146, por dos jóvenes que se subieron en la esquina de Ayolas y Esmeralda _uno por la puerta delantera y otro por la trasera_ y no quisieron pagar boleto.

El conductor se negó a llevarlos gratis y los jóvenes abrieron fuego, efectuando al menos cinco disparos. El chofer resultó herido en el omóplato derecho y en el antebrazo.

"Ya está bien", señaló Cornejo anoche sobre la salud de Pazco.

La policía detuvo a dos jóvenes sospechosos, después de montar un operativo para intentar dar con los autores. Los detenidos fueron alojados en la comisaría 16.

Si bien los choferes ya no manejan dinero en efectivo, no es la primera vez que ocurren actos violentos como los que sufrió Pazco. Sin ir más lejos, a poco de semejante barbarie otro chofer sufrió un robo en Biedma y Oroño.

Un hecho similar ocurrió a fines de enero, cuando dos hombres armados robaron al chofer y a los pasajeros de un interno de la línea 135 cuando circulaba por Esteban de Luca y Corrientes. También a comienzos de diciembre, cuando un hombre de 32 años fue apuñalado al ser asaltado mientras viajaba en un colectivo de la línea 35/9, en la zona de la Terminal de Omnibus.

Otros violentos. El tema de la violencia que sufren pasajeros y choferes no sólo se limita a los robos. Semanas atrás, el gremio de los choferres denunció que los días que juegan Central y NewellSINGLE_RIGHT_QUOTEs en la ciudad las unidades que llevan hinchas a las canchas "son vandalizados" y cada vez "con mayor violencia".

Para Cornejo, las situaciones de violencia arriba de los colectivos cuando hay partidos en Arroyito o el parque Independencia "son un problema que para la UTA ya es viejo, pero no se lo soluciona y cada vez se pone más complicado".

Comentá la nota