“Compromiso Argentino por el Desarrollo y la Solidaridad”

“Compromiso Argentino por el Desarrollo y la Solidaridad”

En el marco de las políticas para el desarrollo de una gran Pacto Social que le permita al país salir de la crisis que dejó la gestión neoliberal de Mauricio Macri, el presidente Alberto Fernández junto a representes del sector empresarial, Movimientos Populares y sindicales firmaron, este viernes en Casa Rosada el acta de “Compromiso Argentino por el Desarrollo y la Solidaridad”. 

Según voceros del encuentro se buscó, con este acuerdo, “consensos de largo plazo, que vayan más allá de un período presidencial y que incluyan metas compartidas y posibles de alcanzar en distintas etapas”. 

El presidente sostuvo, al respecto, que “la idea de este acuerdo es empezar a lograr un diálogo franco para asumir los problemas que tenemos; toda la Argentina tiene problemas, está claro que algunos están más agobiados que otros, pero toda la Argentina tiene problemas”.

En el acta compromiso se detalló que “la Nación atraviesa una situación de grave fragilidad económica y social. Necesitamos estar más unidos que nunca para enfrentarla y superarla. El nuevo Gobierno y los representantes de los trabajadores, el empresariado y los movimientos sociales, asumimos el compromiso de trabajar juntos para abordar esta emergencia”. 

“Sobre esa base, vamos a construir un conjunto de consensos para lograr un desarrollo inclusivo y sostenible. Nos reúne una crisis que conlleva una oportunidad y un deseo compartido: volver a ser una Patria unida, capaz de acrecentar el bienestar de todas sus hijas e hijos sobre la base del trabajo, la inversión productiva y una justa distribución de la riqueza”, se manifestó en el documento. 

Del mismo modo se expresó que “vamos a construir una nación solidaria, desarrollada y justa. Para lograrlo, suscribimos este compromiso solidario: empezar por ofrecer respuestas a los últimos para llegar a todos. Y, a la vez, empezar por lo más urgente para luego poder juntos abocarnos a lo más importante”. 

“Urgente es, en primer lugar, dar respuesta a la trágica deuda social con los argentinos y argentinas que sufren hambre y problemas de alimentación. Nos comprometemos, ante el aumento abrupto de la pobreza, a contribuir con un esfuerzo extraordinario a la obligación moral de poner en la mesa de todas nuestras familias el pan que a ninguna le debería faltar” precisaron los actores intervinientes en el encuentro. 

Por otro lado se sostuvo que “ esa urgencia se manifiesta en un endeudamiento público que, por su magnitud y la inmediatez de los compromisos de pago,exige a nuestro Gobierno un claro desafío. La voluntad de pago requiere condiciones compatibles con la atención de la deuda social y el crecimiento de la economía, en el marco de una ética pública de las prioridades que ponga a la dignidad humana por encima de cualquier otro interés. Sin ello, sería imposible cumplir con las obligaciones que asuma el país”. 

Por otro lado en el documento se subrayó que “coincidimos en la importancia de crear más empleos de calidad y erradicar la precariedad, alentar la inversión productiva y las exportaciones de valor agregado, facilitar el acceso al crédito bancario para la vivienda y la producción, promover a las pequeñas y medianas empresas mejora la competitividad de la economía”.

“Somos conscientes del efecto devastador de la inflación sobre el salario, la inversión productiva y, en general, la tranquilidad de nuestros hogares. El reordenamiento fiscal y monetario que el Estado se ha comprometido a llevar adelante se debe reforzar en su efectividad con el curso de conductas sectoriales responsables, en especial en lograr la estabilidad de precios. Nos comprometemos a poner nuestros mayores esfuerzos en ese objetivo.Nos comprometemos a trabajar en paralelo en el tratamiento de un conjunto de propuestas sectoriales que, a partir de la estabilización macro económica y social, puedan sentar las base” se concluyó en el documento. 

Comentá la nota