Contundente reclamo por la seguridad y la vida

Contundente reclamo por la seguridad y la vida

Con más de 2.000 trabajadores de la construcción concentrados en plaza San Martín, la Uocra exigió a las autoridades gubernamentales "acciones concretas" para frenar los hechos de robo y violencia en Rosario y la región.

La seccional local de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) llevó a cabo este jueves por la mañana una masiva movilización a la sede de Gobernación de Rosario para exigir a las autoridades "medidas concretas" frente a la ola de robos y hechos violentos que vienen padeciendo los trabajadores del sector y la ciudadanía en su conjunto. Al término del acto central, donde se leyeron los comunicados del gremio, del Colegio de Arquitectos y de Familiares de Víctimas de Rosario y la Región, pidieron formalmente una reunión con el gobernador.

La manifestación comenzó cerca de las 8 de la mañana con la llegada de las primeras columnas de trabajadores de la construcción concentrándose en la plaza San Martín. Para las 9, poco antes de que dar comienzo al acto central, eran más de 2.000 los obreros que se mezclaban con delegados de otros gremios y representantes de entidades como la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), la Asociación Empresaria de la Vivienda (AEV) y el Colegio de Arquitectos.

Sobre el escenario, montado sobre un acoplado estacionado sobre calle Santa Fe entre Moreno y Dorrego (frente a la plaza y en las escalinatas del edificio de Gobernación), un grupo de familiares de víctimas de la inseguridad exhibían sus remeras y pancartas con las fotos de sus seres queridos y consignas que pedían por seguridad y justicia.

Poco antes de que un locutor tomara la palabra para leer los comunicados, el secretario general de la UOCRA Rosario, Carlos Vergara, dialogó con la prensa y explicó el sentido de la movilización, que es la segunda que llevan adelante en reclamo por seguridad desde la reciente muerte a manos de delincuentes del arquitecto Sandro Procopio.

"Sentimos que desde que pasó ese lamentable hecho hasta ahora las respuestas de las autoridades ha sido nula. Parece que no pasó nada, no vimos una sola señal de cambio en materia de seguridad. Por eso estamos acá para expresar junto al resto de los ciudadanos el hartazgo por sentirnos indefensos. No queremos más trabajadores muertos o víctimas de robo", expresó el dirigente.

Consultado sobre la reunión prevista para mañana con el ministro de Seguridad Raúl Lamberto, Vergara dejó en claro que su gremio no concurrirá a ese encuentro si no le garantizan que allí estará presente el gobernador Antonio Bonfatti.

"La solución a la problemática de la inseguridad es política. Si no está el gobernador no tiene sentido que vayamos. Queremos saber qué proyecto tienen y qué están haciendo para que la gente vaya a trabajar sin tener que estar pensando si vuelve o no a su casa", afirmó.

En el acto central, flanqueado por las autoridades convocantes y familiares de víctimas, un locutor leyó las adhesiones a este reclamo que hacían llegar entidades como la Federación Agraria Argentina (FAA), la Asociación Bancaria de Rosario, el Sindicato de Municipales, la Asociación Empresaria de Rosario, y el Movimiento Sindical Rosarino, entre otros.

Tras eso, un cerrado aplauso precedió la lectura del comunicado de la UOCRA. En el mismo, el gremio destacó que así como en otras oportunidades se manifestó por la falta de trabajo o para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, hoy lo hace "a favor de la vida, del trabajo y la necesidad de estar seguros cuando salimos a la mañana a trabajar".

"Las calles son tierra de nadie y los trabajadores de la construcción, como del resto de las actividades, son blancos de robos violentos. No podemos vivir sin saber si volvemos o no a nuestras casas y por eso queremos manifestar nuestra preocupación y advertirles a las autoridades que estamos esperando algún tipo de respuesta concreta", se leyó en el comunicado.

En otro párrafo instaron a las autoridades a que "asuman sus responsabilidades y cumplan con las obligaciones que le corresponden de acuerdo al rol que han aceptado cumplir y para los cuales han sido elegidos y designados".

El comunicado de la UOCRA cerró con la afirmación de que la sociedad rosarina "se está disgregando" y con la advertencia a las autoridades de gobierno de que aunque contarán con el apoyo del gremio "para la difícil tarea por delante de recuperar las condiciones básicas de la convivencia social", de la misma manera sostendrán el reclamo "para lograr recuperar la paz que merecemos como personas y ciudadanos".

En el mismo sentido se manifestaron con sus respectivos comunicados el Colegio de Arquitectos y los Familiares de Víctimas. Éstos últimos centraron sus críticas en la falta de justicia para los numerosos casos de homicidios y repartieron responsabilidades entre todos los poderes del Estado.

Por otra parte, los familiares también señalaron que "la sociedad no está unida" y que el famoso lema del no te metas "condena al sufrimiento de haber perdido un ser querido sin haber luchado en la prevención para que no ocurra". "No queremos una Rosario dormida y atada. Queremos mostrarle a nuestros hijos que lo podemos solucionar creciendo juntos en comunidad", cerraron.

Con un efusivo aplauso y al grito de "Justicia", antes de desconcentrarse en forma pacífica, los trabajadores de la construcción acompañaron a su conductor, Carlos Vergara, hasta una puerta lateral del edificio de Gobernación para entregar un petitorio dirigido al gobernador. El dirigente ingresó a la sede gubernamental acompañado por familiares de víctimas y reiteró su intención de concretar para mañana una reunión con el mandatario.

Coment� la nota