Los K coparon el Cordobazo (Suárez cargó contra el PJ)

Los K coparon el Cordobazo (Suárez cargó contra el PJ)

La segunda jornada conmemorativa del 50 aniversario del Cordobazo contó con gran presencia K. Gabriel Suárez y Mauricio Saillen cuestionaron el juego nacional de Hacemos por Córdoba y Franco Saillen insistió por un lugar en la lista de diputados del kirchnerismo.

Por Felipe Osman

Después de que la CGT Regional realizara anteayer un acto y una movilización para conmemorar el 50ta aniversario del Cordobazo llegó el turno de la CGT Rodríguez Peña, que lideran Mauricio Saillen y Gabriel Suárez, junto a otros importantes gremios y asociaciones sindicales y estudiantiles como el SUOEM, Camioneros y las 62 Organizaciones Peronistas de Ricardo Moreno y Sergio Fittipaldi. A diferencia de la primera jornada, encabezada por José “Pepe” Pihen, conductor del SEP y de la central más afín al gobierno provincial, la movilización y el acto organizados por la dupla Suárez-Saillen tomó un tinte claramente kirchnerista, apenas atenuado por la participación de una nutrida columna de las 62 organizaciones.

En un escenario copado por figuras locales y nacionales del firmamento k, Gabriel Suárez, Mauricio Saillen y su hijo Franco dieron los discursos principales, pero también hablaron Roberto Baradel (docentes bonaerenses), Hugo Yasky y Pablo Michelli (CTA y CTA Autónoma), Horacio Valdez (62 Organizaciones), y demás referentes sindicales y estudiantiles. En primera fila observaban la diputada nacional Gabriela Estévez y el legislador provincial Martín Fresneda. Si las palabras de Pihen el martes habían sido prudentes, buscando ofrecer respaldo al juego nacional de Hacemos por Córdoba al expresar que debía surgir una “alternativa” política que los trabajadores puedan apoyar, las declaraciones de Suárez y los Saillen fueron mucho más directas, y el dirigente lucifuercista llegó incluso a decir expresamente que los trabajadores debían respaldar la fórmula “Fernández Fernández”.

Franco Saillen, actual legislador provincial por el kirchnerismo, aprovechó su momento con el micrófono para destacar los dotes que espera puedan llevarlo a un lugar en la lista de diputados que el Instituto Patria diseña por estos días. El primogénito del clan que conduce el sindicato de recolectores resaltó que su organización cuenta con desarrollo territorial y pidió por cargos para los jóvenes apuntando que “no son el futuro, sino el presente”. Al cerrar su discursó disparó “no existe la ancha avenida del medio, o se está de un lado o se está del otro”, en clara referencia a la división del peronismo a nivel nacional y de la intención del PJ no k de construir una alternativa de centro. Esta tajante definición hubiera sorprendido al Franco Saillen de meses atrás, que coqueteaba con el PJ capital entusiasmado con un lugar en la lista que Hacemos por Córdoba diseñaba para el 12-M. Sin embargo, las declaraciones más fuertes no vinieron de ninguno de los Saillen, sino del secretario general de Luz y Fuerza Córdoba. Suárez, zigzagueante, volvió a mostrar su rostro más duro al Centro Cívico. Después del arrasador triunfo de la fórmula Schiaretti-Calvo, apenas dos semanas atrás, el dirigente lucifuercista había promediado su postura y daba por sentado que la única salida al conflicto que actualmente sostienen Luz y Fuerza y la Provincia era el diálogo. Pero ahora, después de que Cristina Fernández de Kirchner anunciara que la fórmula Fernández-Fernández competiría en las PASO, Suárez retomó un discurso mucho más combativo. “Acá no debe haber timoratos. No debe haber vendedores de sueños inconclusos”, disparó Suárez en relación a las dificultades que el peronismo federal encuentra para cuajar una candidatura. Además apuntó que el abultado triunfo de Hacemos por Córdoba se debió a “cuestiones políticas que se les dieron”, en clara referencia a la ausencia de lista kirchnerista el 12-M, y dijo “…esos votos son del pueblo de Córdoba. Esos votos no tienen que ir a Macri. Esos votos tienen que ir al lugar en que tenemos representación como laburantes y como peronistas. Y, ¿por qué le tenemos que decir eso? Porque están siendo serviles al macrismo, generando una corriente interna de división. Y esa división va a generar problemas…”.

Para rematar, el dirigente expresó sin medias tintas su filiación kirchnerista “…Nosotros tenemos que ser los garantes de que (la fórmula) Fernández-Fernández tenga el triunfo”. Finalmente Mauricio Saillen tomó el micrófono para cerrar el acto y también cargó contra Schiaretti al apuntar “…debemos decirle al señor gobernador y a ese PJ Federal que tiene que haber un solo camino: el camino de la unidad, porque tenemos que ganar, y Macri se tiene que ir…”. El segundo acto conmemorativo por el 50ta aniversario del Cordobazo cerró así con una gran presencia k, y con la pata gremial del kirchnerismo cordobés embelesada por el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández.

Coment� la nota