Crece la violencia en la CTA en vísperas de las elecciones

Crece la violencia en la CTA en vísperas de las elecciones
En las últimas semanas se registraron pintadas intimidatorias y agresiones físicas entre dos sectores.

La Central de Trabajadores de Argentina (CTA) en Neuquén, de cara a las próximas elecciones de mayo, vivió episodios violentos en las últimas semanas que recuerdan el accionar de un sector del sindicalismo argentino que se aleja de los conceptos que esbozan acerca de la "democracia sindical".

Por un lado, está la lista Verde que conduce el actual, y nuevamente candidato, secretario general Carlos Quintriqueo. Por el otro, asoma la nueva corriente Agrupación 27 de Junio, que lidera desde Buenos Aires el secretario general de ATE, Julio Fuentes, y que tiene entre sus referentes a los diputados Raúl Dobrusín y Alfredo Marcote.

En los hechos, hace 20 días aparecieron pintadas en la sede de ATE con frases intimidatorias respecto de las personas que integran la lista Verde. Desde el sector, lo atribuyeron a la Agrupación 27 de Junio.

Lo hicieron en la primera jornada nacional de protesta de la CTA en marzo, cuando Quintriqueo, desde el palco de oradores, se encargó de dar a conocer los hechos a toda la multitud. El clima caliente quedó expuesto al público.

La secuencia de idas y venidas sumó otra acción violenta el miércoles pasado, cuando en el paro con movilización al puente carretero la Agrupación 27 de Junio denunció que una de sus militantes, de San Martín de los Andes, fue agredida por “una patota” enviada por la actual conducción. La mujer tuvo que ser hospitalizada en el Castro Rendón. El secretario gremial y mano derecha de Quintriqueo, Jorge Marillán, rechazó la acusación.

Internas políticas

Los motivos de estos hechos radican en internas políticas que tienen su origen en el quiebre de UNE hace un año. En ese momento, los diputados de Unión de los Neuquinos, Marcote y Dobrusín, se vieron seducidos por la propuesta de Fuentes y del referente nacional Víctor De Gennaro, y continuaron sus carreras bajo la tutela del nuevo partido político denominado Instrumento Electoral por la Unidad Popular.

Las pintadas existieron, las agresiones físicas también. Los integrantes de cada lista atribuyen los hechos al sector opuesto, pero ninguno de ellos se hace cargo de lo que sucede. Mientras tanto, las viejas políticas sindicales violentas se mezclan con los genuinos reclamos de los trabajadores (J.C.).

Coment� la nota