Cruces entre sindicalistas y empresarios tras sanción de nueva ley de ART

Cruces entre sindicalistas y empresarios tras sanción de nueva ley de ART
La Cámara de Diputados convirtió en ley el miércoles la reforma al régimen de riesgos de trabajo con el impulso del Frente para la Victoria y el acompañamiento de aliados y del PRO.

La nueva ley de ART que deja sin efecto la posibilidad de "doble vía" genera defensores y detractores. Desde un lado, quienes se muestran a favor de la nueva medida, argumentan que se trata de una ley "equilibrada". Desde el otro, la tildan de "liberalista" y que puede producir planteos de "inconstitucionalidad".

Entre los defensores se encuentra el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José de Mendiguren. "Para nosotros es una ley importante, equilibrada. Le ha devuelto al trabajador la facultad de ir a la justicia si no está de acuerdo con la indemnización que se le reconoce", sostuvo.

A su criterio, "la industria del juicio (por accidentes laborales) pasó de tres mil causas por año a setenta mil en el último año. Hubo demandas por 2.100 millones de dólares".

"Lo que no se puede es acumular", recalcó en declaraciones a Radio 10, a la vez que dejó en claro: "no se puede cobrar la indemnización y después ir a juicio. Esta ley te hace optar por una de las dos cosas", afirmó el titular de la UIA.

En la misma línea, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) manifestó su "satisfacción" ante la sanción.

Según informó la conducción de la FADEEAC, "el régimen jurídico vigente en materia de riesgos del trabajo, estaba generando una cantidad de litigios que lejos de beneficiar a los trabajadores, estaba promoviendo un engranaje en el que se enriquecían abogados y peritos y se empobrecían las empresas e indirectamente a los mismos trabajadores".

También, la Asociación Pyme salió a respaldar la nueva ley al sostener que se trata de un "avance" tanto para las pequeñas y medianas empresas "como para los trabajadores".

El dirigente y asesor legar de la entidad, Claudio Folena, sostuvo que se trata de un "importante cambio" en un "sistema deficiente que necesitaba una modificación".

"Ahora se beneficia al empleado con una mejora en el monto de la indemnización y se obtiene una mayor seguridad a la hora de cobrarla, además de proteger su fuente de trabajo", dijo Folena.

Por último, el titular de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), Jorge Aimaretti, también defendió la modificación que sancionó ayer la Cámara de Diputados a la ley de riesgos laborales, al sostener que "lejos de ser un retroceso, es un importante avance para los trabajadores".

"A lo que se aspira con esta reforma es que se disminuya el reclamo judicial y que finalmente, al tener un importante beneficio económico sin necesidad de recurrir a la justicia, ello tienda a disminuir costos que están encareciendo hoy el costo de la cobertura", explicó Aimaretti en diálogo con Radio El Mundo.

Sin embargo y, desde el otro lado del mostrador, sindicalistas y dirigentes se mostraron disgustados con la nueva ley. El secretario general del Sindicato de Judiciales, Julio Piumato, criticó con dureza la sanción y consideró que para avalarla "se usaron argumentos de los 90".

"Ayer (miércoles) parecía que estaban velando algo, y sí, estaban velando los derechos humanos de los trabajadores. Los argumentos que se escucharon son los que escuchamos en los '90. Antes lo decía Cavallo, Menem, ahora lo dice Rossi. Es el mismo perro con distinto bozal", sostuvo Piumato en declaraciones a radio La Red.

Además calificó al Gobierno por "incongruente", al aliarse con los "liberales del PRO" para aprobar reformas al régimen de accidentes laborales. "El PRO es coherente. Son liberales y siempre pensaron así. Lo incongruente es que la ley la hayan mandado y votado mayoritariamente los que se dicen nacionales y populares", se quejó Piumato.

Piumato sostuvo además que "en el mundo del trabajo hay mucha dignidad y mucha decisión de luchar por los derechos. No recuerdo un escenario como el de ayer, con el Congreso vallado, con cadenas, un Congreso encadenado, como una fortaleza para que no llegue la voz del pueblo".

Finalmente, el diputado oficialista Héctor Recalde, aunque se mostró moderado, también rechazó la norma sancionada por el Congreso. Aseguró que como abogado laboralista, si tuviera un caso de este tipo "haría un planteo en la Justicia".

Recalde, admitió que la norma podría ser declarada inconstitucional. "El martes 16 vinieron muchos especialistas, y muchos dijeron que había normas inconstitucionales. Y lo que es fácil de prever es que haya muchos planteos de inconstitucionalidad. Y también puede suceder que muchos juicios vayan a las provincias, porque seguramente no van a adherir", señaló.

Para apuntalar su afirmación, aseguró que si un trabajador le pediría no abandonar la doble vía judicial para reclamar una indemnización, él como abogado haría una presentación en la Justicia.

Coment� la nota