Desde el sindicato municipal advierten sobre un gasto político “desmedido”

Desde el sindicato municipal advierten sobre un gasto político “desmedido”

Según el sindicalista, este hecho representa para el municipio "un costo mensual de unos 8,5 millones de pesos", el cual "superaría los 9 millones" una vez que se active la cláusula gatillo.

“La planta política sigue aumentando de manera desmedida”, le indicó ayer a LA CAPITAL el secretario de prensa del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) Luis María Muñoz, asegurando que a pesar de las promesas del intendente Carlos Arroyo de ‘gobernar con 24 funcionarios’ su gabinete ya registra “la presencia 161 personas que ocupan puestos políticos”.

Según el sindicalista, este hecho representa para el municipio “un costo mensual de unos 8,5 millones de pesos”, el cual “superaría los 9 millones” una vez que se active la cláusula gatillo que otorgará una suba de haberes para todo el personal municipal, incluido el intendente y sus secretarios, subsecretarios y directores.

“El secretario de Economía, Hernán Mourelle, habla todo el tiempo de ajuste en personal y nosotros decimos que una buena manera de hacerlo es recortando el desmedido gasto que este gobierno tiene en funcionarios políticos muy poco productivos”, remarcó.

De acuerdo a las normas vigentes, el intendente percibe una remuneración básica equivalente a 16 sueldos básicos, lo que en enero del año pasado representaba una cifra de $ 180.180,80 mensuales. En tanto que en aquel momento, la remuneración de los secretarios estaba fijada en $ 101.351,70.

No obstante, por motivos de ahorro, el Ejecutivo había dispuesto que los funcionarios “donaran” el 10% de sus ingresos. Sin embargo, esa medida quedó sin efecto en diciembre del año pasado por un decreto de Arroyo.

Por lo tanto, ya sin ese tope y por el efecto del acuerdo del aumento de haberes firmado a mediados de 2017, ahora la remuneración básica del jefe comunal pasaría a los $211.841,92 y la de los secretarios a 119.161,08. Esto, sin contar la nueva recomposición de sueldos que se avecina por el efecto de la cláusula gatillo.

Coment� la nota