Enérgico rechazo de José Rigane a la privatización de Centrales de la Costa

Enérgico rechazo de José Rigane a la privatización de Centrales de la Costa

En el marco de la potencial privatización de las Central de la costa, el Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane, dialogó con “el Retrato…” y resaltó: “Nos vamos a oponer a cualquier iniciativa de esta naturaleza que configure la decisión de privatizar”.

En tal sentido, Rigane expresó que “hace unos días atrás estuvo el presidente de centrales de la costa, el ingeniero Daniel Andino, y se refirió a este tema que le fue planteado por la comisión directiva de la organización sindical. Dijo que no tenía ninguna instrucción al respecto ni tampoco estaba en conocimiento que esta fuera una iniciativa gubernamental de la provincia de Buenos Aires”.

“No obstante le hicimos saber al presidente que nos vamos a oponer a cualquier iniciativa de esta naturaleza que configure la decisión de privatizar.Primero, centrales de la costa es una sociedad anónima y segundo, tiene un 30% de su parte generador nuevo, el 70% es un parque de generación que tiene un promedio de 40 años de uso y vida útil ya cumplida”, señaló.

Asimismo, comentó que “ese parque generador nuevo le ha posibilitado a través de los contratos que tiene con Cammesa planificar para este año que la empresa va a terminar equilibrada económicamente o con superávit. Si logra volver a restablecer el contrato del equipamiento nuevo en Villa Gesell en 700 dólares megavatio, va a terminar bien el 2018”.

En referencia al déficit que tiene, explicó que el mismo “es producto de la situación anterior a la repotenciación. Venimos reclamando esto de 1999” a la vez que aclaró que “la repotenciación no significa ingresar ningún trabajador más. Las nuevas tecnologías en ese sentido tienen menos exigencia de mano de obra respecto de la antigua, porque tiene mayor automatización, los mantenimientos tienen otra envergadura y demás”.

“No sé de dónde sale esa idea de que centrales tiene 300 trabajadores de más, sino que tiene alrededor de 480 trabajadores bajo la norma convencional y en Mar del Plata habrá unos 150 trabajadores en esa situación, bajo convenio”, completó.

A su vez, Rigane hizo hincapié en que “no va a ser la primera vez que en Argentina el estado hace inversiones, los argentinos ponemos la plata y después se la damos a un privado para que haga ganancia. Nosotros nos vamos a oponer a cualquier proceso de privatización, si esa es la iniciativa”.

“Centrales de la Costa tiene un acuerdo con un privado en un parque eólico de alrededor de 32 megavatios en la ciudad de Necochea que en dos años se pone en marcha, la empresa Genneia, lo cual le va a significar un ingreso a Centrales de la Costa que le va a ayudar a toda su ecuación”, apuntó a la vez que detalló que “todo el tema de mantenimiento y disponibilidad lo está recién pagando pasando los 40/60 días, es un retraso importante para el ingreso de la caja de la empresa”.

Consultado por “el Retrato…” sobre si la empresa se puede solventar sola en un período corto de tiempo, respondió que “hoy tiene un contrato por 10 años con equipos generadores nuevos de 2500 dólares megavatio, no así con los equipamientos viejos”.

“Nosotros aspiramos a que esta no sea una iniciativa política real por parte del gobierno de la provincia de Buenos Aires. De cualquier manera, si fuese así vamos a confrontar con esta iniciativa porque no compartimos y sabemos lo que significa la privatización en el ámbito energético”, afirmó.

Rigane puntualizó en que con la privatización suceden tres cuestiones. “Reducción de personal, pérdida de derechos laborales e incremento de la tarifa eléctrica”, agregó el referente de Luz y Fuerza de Mar del Plata a la vez que descartó que se vayan a declarar en estado de alerta por estas cuestiones: “No podemos adoptar decisiones de esa naturaleza, por un trascendido periodístico”.

“Este es un gobierno que tiene como objetivo ir contra los derechos de los trabajadores de distinta manera. Lo ha demostrado con los bancarios y los casineros a nivel provincial y en el ámbito nacional con los despidos y suspensiones que hay permanentemente con la actividad privada y estatal”, declaró.

Por último, el Secretario Adjunto de la CTA-A criticó que de esta forma “se está perjudicando la posibilidad de que la Argentina se desarrolle industrialmente, porque está cerrando los núcleos fundamentales en ese sentido como el INTI o los organismos científico técnico. La ciudadanía debería reaccionar, no estamos hablando solo de puestos de trabajo sino de una función del estado que no la puede delegar”.

Comentá la nota