El Gobierno porteño busca evitar un nuevo paro de subte

El Gobierno porteño busca evitar un nuevo paro de subte

Luego de la muerte de un trabajador en los talleres, los metrodelegados presentaron un nuevo protocolo de seguridad y le exigieron al Gobierno de la Ciudad una reunión para su aplicación.

La Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires convocó a los trabajadores del subte a una reunión para el viernes a fin de evitar nuevas medidas de fuerzas en torno al reclamo por un protocolo de seguridad para los empelados.

El delegado de los talleres, Christian Paletti, confirmó la convocatoria del Gobierno porteño para la reunión que se realizará en la sede de la Subsecretaría de Trabajo con horario aún a definir. “Queremos que se firme un protocolo de seguridad para velar por la integridad de los trabajadores porque hay una situación alarmante. Cinco trabajadores murieron electrocutados en los últimos años”, planteó Paletti.

La convocatoria del Gobierno porteño se produjo debido a que el martes los metrodelegados amenazaron con nuevas medidas de fuerza si en las 48 horas siguientes no se conformaba una mesa de diálogo para avanzar con el armado de un protocolo de seguridad, luego de que un trabajador muriera la semana pasada al recibir una descarga de electricidad.

El 7 de diciembre, los trabajadores del subte cumplieron un paro sorpresivo de 24 horas en todas las líneas del subterráneo, el Premetro porteño y el ferrocarril Urquiza, a raíz de la muerte del operario Matías Kruger, mientras realizaba tareas en un aire acondicionado del taller de la estación Colonia de la línea H.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), gremio al que pertenecen los metrodelegados, reclama un protocolo de seguridad único, ya que alega que actualmente hay distintas normas para cada taller, por lo cual hay algunos más seguros y otros menos.

El metrodelegado Roberto Pianelli, a su vez, recalcó que no se trata sólo del protocolo, sino también de que la concesionaria Metrovías ponga en marcha un plan de inversiones para “resolver toda las falencias de seguridad”. Por su parte, Paletti advirtió que esas deficiencias “caracterizan al subte como un ámbito de alta siniestralidad” y detalló que las tareas riesgosas fueron detenidas el miércoles en el Premetro, hasta que se instalen las puestas a tierra para prevención de descarga eléctrica.

Coment� la nota