El Gobierno y UPCN tuvieron que postergar la puesta en funcionamiento del pacto que blinda a los funcionarios de Macri en el Estado

El Gobierno y UPCN tuvieron que postergar la puesta en funcionamiento del pacto que blinda a los funcionarios de Macri en el Estado

Se trata de un régimen que le otorga estabilidad a cargos políticos y que, además, aumenta sus salarios entre 50 y 100 mil pesos. UPCN y el Gobierno habían pactado ponerlo en marcha en agosto y tuvieron que posponerlo hasta 2020.

El régimen de Alta Dirección Pública para jerarcas del Estado, con el que el macrismo pretende dejar alzada a su propia tropa a través de un acuerdo con UPCN, ya comienza a traerle al oficialismo más compliocaciones de las que esperaba.

De hecho el lunes tuvo que sellar la postergación de su puesta en práctica, que en principio iba a regir desde agosto, para el primero de enero del 2020. En la misma, se intenta habilitar una carrera paralela en la administración pública para ocupar cargos de directores generales, nacionales o simples. Se trata de funcionarios políticos que se garantizarían continuidad a pesar de que Cambiemos siga o no en la gestión.

Como contraparte, ATE denunció que este entramado equivale la elevación de salarios de entre $50.000 a $100.000 sobre los cargos más altos de las funciones ejecutivas del SINEP en la actualidad.

ATE además, reclamó nuevamente una respuesta urgente a una compulsa de afiliados ya que la supuesta mayoría que esgrime el gobierno a favor de UPCN data de 21 años atrás y ATE creció en ese período más del 700%, mientras que su competidor se estancó o se retrajo.

En ese marco, Flavio Vergara, miembro de la conducción nacional y delegado paritario de ATE señaló que "este régimen de Alta Dirección Pública sería equivalente a construir un country en un barrio donde viven todos estatales. Hay profesionales cuyos sueldos no llegan a los 28.000 pesos, y trabajadores rasos que no llegan a la línea de indigencia, con sueldos por debajo de los 18.000 pesos".

Presente en la reunión, Vergara explicó que "le dijimos al Gobierno delante de UPCN que hay otras prioridades, en lugar de pensar en cómo perpetuar a 2500 funcionarios de alto nivel designados transitoriamente. Planteamos que eso debía esperar al fin de la gestión, en base a lo que pasara el 10 de diciembre".

"Hoy tuvimos un triunfo en esta discusión, ya le habíamos advertido al Gobierno que era imposible conceptualmente, además que económicamente era inviable en este plazo. De hecho, ahora lo reconocen en las actas y este aumento de sueldo brutal queda postergado para el 1 de enero de 2020. Ellos dicen por razones operativas, nosotros entendemos que es por razones operativas y presupuestarias, y porque rechazamos este modelo", agregó.

Por su parte, Hugo "Cachorro" Godoy, secretario General de ATE sostuvo que "si nuestro gremio no intervenía esto iba a ser aprobado y se iba a poner en vigencia a partir del 1 de agosto, se iban a recalcular los salarios bajo este modelo, pasando de salarios de 90 a 135 mil pesos, o de 200 a 300.000 pesos".

Asimismo, señaló que "entendemos que así como dejaron el aumento salarial de este año para poder pagarlo en enero y febrero del año que viene, del 10%, también están trasladando esto porque imaginan que van a seguir o porque le están dejando una pequeña bomba al Gobierno que venga".

"Queremos la derogación de este acuerdo trucho que firmó Macri y UPCN para 2500 funcionarios jerárquicos que son los que puso Macri para controlar las estructuras intermedias a futuro y el restablecimiento de programas que se recortaron en esta gestión que tenían que ver con las necesidades de los sectores más vulnerados de nuestro pueblo", cerró Godoy.

Coment� la nota