Horacio Rodríguez Larreta negocia con los hoteles sindicales para atender pacientes del coronavirus

Horacio Rodríguez Larreta negocia con los hoteles sindicales para atender pacientes del coronavirus

Ya hay al menos dos instalaciones confirmadas con 300 camas y podrían extenderse a 2.000. Es para aliviar a los hospitales. Solo se atenderán casos leves.

Horacio Rodríguez Larreta avanzó en conversaciones con gremialistas para que hoteles de los sindicatos queden disponibles en caso de que aumente la curva de casos de coronavirus, como estimaron los especialistas que podría suceder en las próximas semanas. Las habitaciones en principio estarán previstas para personas no contagiadas, con el propósito de liberar camas en los hospitales ante la eventual llegada del pico al país.

El jefe de Gobierno confirmó que las negociaciones con los gremios comenzaron el fin de semana, que al menos dos hoteles ya están confirmados para ese fin y que en estos días intentará cerrar acuerdos "para tener más margen" en cuanto a instalaciones. En paralelo, referentes de la CGT mantuvieron una reunión con funcionarios de Nación. El sistema de salud público de la Ciudad cuenta 6.300 camas, aunque por el momento unas 2.000 previstas para un eventual brote de coronavirus, y 215 respiradores en guardias y terapias intensiva e intermedia de los 33 hospitales. Rodríguez Larreta anunció que sumaron 100 camas de terapia intensiva, 80 respiradores y que comprarán otros 100. También que arrancó un "reclutamiento" de enfermeros recién jubilados -se incorporó una primera tanda de 200-, por la experiencia, para que puedan arrancar de inmediato.

Este jueves en conferencia de prensa, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, confirmó que ya hay hoteles a disposición. "Estamos trabajando con hoteles sindicales y privados, hemos contratado 300 camas de hotel hoy están ingresando las primeras 15 personas”.

“Esta contratación va a ser progresiva hasta llegar al pico de las necesidades donde tendremos unas 2 mil camas para cuidar a todas las personas de la mejor manera posible”, cerró. 

En contacto cotidiano y ya con tres reuniones en los últimos días -una en la Quinta de Olivos, las otras en la Casa Rosada-, la capacidad del sistema de salud para afrontar un eventual crecimiento exponencial de casos preocupa tanto a Alberto Fernández como a Rodríguez Larreta. El Presidente ordenó apurar obras demoradas y anunció que arrancará la construcción de ocho hospitales modulares de emergencia. También se usarán instalaciones de las Fuerzas Armadas.

En la Ciudad uno de los objetivos será ampliar en 550 la capacidad de los hospitales públicos, para llegar a unas 2.500 para el coronavirus en las próximas semanas en las que podría haber un pico de contagios, y por el momento el 70% de los casos se concentran en el área metropolitana. Rodríguez Larreta y Diego Santilli recorrieron el Muñiz, Pirovano y Fernández en los últimos días. "Estamos reforzando el sistema público de Salud y hablamos con los gremios por los hoteles. Nos estamos preparando. Muchos también van a estar con atención domiciliaria", dijo un alto funcionario porteño a Clarín. Con Comercio -liderado por Armando Cavalieri- y Gastronómicos -Dante Camaño- ya hubo avances para el uso de los hoteles.

"Las instalaciones van a estar disponibles, si tenemos el protocolo, la contención de un profesional para la internación y nos suministran los elementos básicos para que las personas que los reciben no sean vulnerables al contagio. Eso está en proceso", dijo a este diario José Luis Lingeri, luego de asistir a la reunión de la comisión de crisis integrada por la CGT y funcionarios de Salud de Nación. Obras Sanitarias tiene un predio sin inaugurar proyectado para geriátrico en la Ciudad y hoteles en ciudades turísticas del interior del país. Desde el ministerio de Salud porteño conducido por Fernán Quirós aseguraron que adelantarán la compra de todo el año de barbijos, guantes y otros insumos. También que armarán carpas en los predios de los hospitales, para que funcionen como consultorio.

Funcionarios de la Ciudad a su vez dieron aviso a las obras sociales y al sistema privado. "Ellos también van a tener que prepararse y poner en marcha un protocolo", advirtió un funcionario, que como ejemplo aludió a prepagas con más de un millón de afiliados y la necesidad de que intervengan para aliviar el sistema público. "Todos los especialistas coinciden en que la curva va a levantar. La discusión es si va a levantar como en Italia o un poco más aplanada, que es lo que todos buscamos. Hay que adelantarse, tenemos que prever esto hoy y no salir corriendo el día que explote la cantidad de casos", había dicho Rodríguez Larreta al anunciar las medidas. El jefe de Gobierno porteño insistió en que los sospechosos de contagio no asistan directamente a los hospitales -pidió llamar al 107 para, en caso de que corresponda, activar el protocolo- y aclaró que los hoteles -al menos en principio- serán para mantener aisladas a personas sin riesgos y liberar camas de terapia intensiva.

Comentá la nota