La ignorancia como modo inconsciente del mal

La ignorancia como modo inconsciente del mal

Una proverbial cita de Friedrich Nietzsche reza: “Un político divide a las personas en dos grupos: en primer lugar, instrumentos; en segundo, enemigos”. Hoy debemos luchar denodadamente para escapar a esa lógica, lo cual resulta altamente desgastante, no somos meros instrumentos y no nos conviertan en enemigos.

* Por: Walter Castro.

Francamente creemos que ni siquiera a esta altura podemos discutir si se comunica bien o mal, lo que sí creemos firmemente es que fallamos en hacer entender la idea de que: lo que no se ve es lo importante,  sucede lo que vemos y al fallar perdemos chances de engrandecer nuestro sector.

La sociedad presenta un grado alto de fragmentación binaria: ellos y nosotros. Los trabajadores no debemos pensar que eso estaría mal, por el contrario, se nos debe hacer carne que todo no es lo mismo y que  claramente hay dos lados. Está el lado de los que marginan, precarizan la vida y condenan generaciones, casi rozando la aniquilación, mientras generan deuda, evaden y fugan a sus paraísos tecno-financieros y estamos los del otro lado, nosotros.

El otro lado entiende y juega perfectamente el rol de hacer lo que no se ve para que luego suceda. Por ejemplo:  Pone en el gobierno a un personaje que ni siquiera se lo puede encuadrar en un signo político, donde lo pongamos le elevamos el precio, totalmente inescrupuloso,  al punto de hacer espionaje de Estado a sus propios cómplices. Bien, una vez en el gobierno empezó a trabajar en lo que no se ve.

Mientras gran parte de la sociedad lo aplaudía, otra le hacía memes y una parte lo exponía, al tiempo generó una de las mayores deudas del continente con junto a sus cómplices, instalados en secretarías y ministerios estratégicos, desde donde  fugaron todo lo que les fue posible, la tarea de lo que no se ve se hizo a la perfección.

¿ Y hoy, qué es lo que se ve? Hoy se ve que “Larry Fink, dueño de Black Rock, de estrechos vínculos personales con la administración Trump y políticos con Alemania, Francia y España entre otros, es el mayor tenedor de deuda Argentina”.

Con innumerables hechos de nuestra historia podremos comprobar cómo opera el otro lado, desde agitar el trapo de la anarquía y fusilar a trabajadores que contrariaban las necesidades del sector rural de entonces, la demonización y persecución del peronismo, para justificar los bombardeos a la plaza, la teoría del enemigo apátrida para justificar la noche más larga de nuestra historia y a los Chicago Martínez Boy’s.

En nuestro sector pasa exactamente lo mismo.  Operan desde lo que no se ve para que luego suceda. No obstante desde nuestro lugar  no logramos que nos entiendan.  El sector pesquero y de la industria naval Argentina no  están armonizados y que  hay una matriz europea que nos deja afuera como nación dueña de los recursos  y nos reduce al ínfimo rol de Estado ribereño.

Mientras trabajan políticamente sobre las declaraciones, aberrantes por cierto, de un sexagenario apodado “Baby” para con la vice presidenta, lo que en realidad ocurre es que: “Europa extiende su mar submarino, sin que se conozca el objetivo de explotación”.  La Comisión de Límites de la Plataforma Continental, un organismo especializado de las Naciones Unidas, autoriza a Francia a extender su plataforma continental fuera de las islas de La Reunión y Saint-Paul y Ámsterdam tierras francesas del sur y la ANTARTIDA.

Esta nueva extensión aumenta los derechos de Francia para explorar y explotar los recursos del fondo marino y el subsuelo (hidrocarburos, minerales, metales o recursos biológicos) más allá de 200 millas náuticas (350 km),  hasta ‘650 km de su costa. Solo se refiere al suelo y al subsuelo, las aguas restantes, por su parte, están en el dominio internacional. Francia aún puede reclamar alrededor de 500,000 km 2 de plataforma continental bajo los archivos que actualmente están

siendo examinados o en espera de ser examinados por las Naciones Unidas.

Mientras a todos nos entretienen armándonos y dejándonos armar la agenda pasivamente con las cosas que no se ven, lo que efectivamente va a suceder es que el resto del mundo va a explotar los recursos por excelencia con los que cuenta la Antártida, que son los nudos polimetálicos y los hidrocarburos.

Misma situación se podría describir para la pesca, durante muchos años, más precisamente desde el 2000, tratamos de que se entendiera el valor estratégico y de soberanía alimentaria con el que cuenta el sector pesquero. Ese año advertimos el peligro de “las sociedades mixtas”, en el 2008 hicimos lo mismo con las construcciones y desguaces españoles a través del “Tax lease”, en ese momento  advertimos sobre lo que se escondía detrás del latiguillo que se usaba con más frecuencia :  “La Buena Gobernanza en los estados ribereños”.  En el 2009 dijimos que “estamos armando gigantes monopólicos extranjeros en la Patagonia, si no repensamos la cuotificación”.

En todos los casos, siempre como organización gremial, quisimos trabajar en lo que no se ve para que sucedan cosas importantes para nuestro sector de industria naval.  Esto que compartimos a continuación está detallado en el portal español por excelencia de la actividad  y es lo que sucede para mal de la industria naval.  Va tan fácil la cosa, se la hacemos tan fácil,  que ya las redactan por portales sacando pecho.

Cuando nosotros dijimos que los productos pesqueros extraídos en nuestro litoral generaban 10.000 millones de dólares una vez comercializados en Europa, nos pidieron “fuentes y chequear”. Hoy las fuentes son las mismas empresas: De las 25 mayores comercializadoras de España de productos congelados de proteína marina, 20 están en el entorno de la ciudad olívica. Facturaron

más de 3.600 millones de euros el año pasado, un nuevo récord histórico.  La pesca gallega ha encarado el golpe del Covid-19 con ventas  récord: más de 10.000 millones.

De las 25, dos tercios capturan en Argentina y procesan en Vigo, hoy sede de las mayores naves de

frío de Europa. Con respecto a las cuotificaciones lo expresan bien claro, tienen las llaves de los caladeros y por supuesto los intermediarios seríamos nosotros.  Ahora dicen estar haciéndolo hace un lustro, quiere decir que mientras nos indignábamos por lo mal que bailaba el Mauricio, las empresas españolas se adueñaban del caladero.

En un escenario en el que los recursos son finitos y la competencia voraz, el acceso directo a

materia prima es determinante. Con los pesqueros aflora el factor nómada: los bancos de

peces están ahí, son finitos y hay que extraerlos, y son un commodity tan estratégico como el vinculado a la energía. La pesca extractiva no va a crecer: el juego pasa por tener las llaves de los caladeros. Rebajando la dependencia de intermediarios Es lo que llevan haciendo hace un lustro las pesqueras de Vigo y su área.

En este contexto es importante preguntarse cómo piensan renovar la flota que opera en nuestro caldero, ya que al haberse hecho de las llaves del mismo, podríamos suponer que van a construir en nuestros astilleros nacionales, tan necesitados de participar de un mercado que no los tiene en cuenta. Pero lo real, lo que se ve, es que no participamos. Por eso es necesario que el Estado les imponga un fuerte gravamen a todos los cascos desnudos o embarcaciones nuevas no construidas en nuestro país y que operen en nuestros recursos.

El Grupo Iberconsa continúa con paso firme en su proceso de expansión. Ya bajo control del fondo Platinum Equity, la compañía dirigida por Alberto Freire,  cerró 2019 con 47 buques propios. Antes de la entrada de Portobello Capital en su accionariado, a finales de 2015, contaba con 22 barcos y acarició las 130.000 toneladas comercializadas y obtuvo ingresos de 370 millones de euros.

Acaba de incorporarse al proceso de renovación de flota con un contrato en Armón, España, para la construcción de tres tangoneros que se enviarán a Argentina y reemplazarán los buques Lunes Santo, Nuevo Anita y Alver. Pereira, la que cierra el top 5 nacional del sector, copado íntegramente por empresas viguesas, de las que solo Nueva Pescanova no tiene carácter familiar (salió a

Bolsa en los ’80, ahora es Abanca su accionista mayoritario). La compañía que comanda José Enrique Pereira superó los 163 millones en ingresos; 2019 fue el primer año completo para su nuevo arrastrero en Malvinas, el Argos Cíes.

Otro tema será el referente a Malvinas y en el que esta vez esperemos hacer lo que se no se ve como

corresponde y así sucedan cosas importantes para el movimiento obrero, por lo pronto habría que llamar a este buen señor, Don Pereira, y decirle que nos dimos cuenta que vendió su operación en Argentina a su gerente operativo, el cual la rebautizó “Lanzal”, que a su vez se  comprometió a vender todo lo capturado a justamente Don Pereira,  quien se lleva todo lo producido por “Lanzal” más lo que pesca en nuestro territorio ocupado de Malvinas a través de pabellón y licencias kelpers más el haber conformado una sociedad mixta en Malvinas con el grupo Argos.

Le podríamos preguntar a este buen señor propietario de “Lanzal” ¿si le compró la

“operación Argentina” a Don Pereira y debe venderle todo lo capturado a este señor, quien ya cuenta con una de las naves de frio más grandes de Vigo, para que “Lanzal” se compró otra nave de frío en Vigo si el opera en Argentina?

En tren de preguntar podríamos preguntar por Pescapuerta y su operación en Malvinas con el nuevo arrastrero “Falcon”,  pero lo más importante que podríamos hacer, dentro de las cosas que no se ven, sería el cruzamiento de datos con el registro de buques español y el Argentino para cotejar porque para España hay embarcaciones que han sido rebautizadas y estarían operando en Namibia, cuando nosotros las vemos todos los días en el puerto de Mar del Plata.

Esperemos hacer bien lo que no se ve, para que sucedan cosas importantes, lo que nunca podrán decir los funcionarios del área es que no encontraron interlocutores.

* Secretario General del SANAM Mar del Plata.

Comentá la nota