Informe de la CICOP: el Hospital San Martín de La Plata, complicado

Una de las grandes críticas de la oposición a la gestión Vidal pasa por la salud pública y en particular por el estado de los 8o hospitales públicos. En un reciente informe, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP), apuntó a la actualidad del Hospital General San Martín, uno de los más importantes de La Plata.

"Hospital San Martín: Guardia colapsada y salud mental en emergencia", dice el título del comunicado, que señala entre otras cosas que sostenemos que hay características estructurales del Servicio (Salud mental) que resultan inaceptables". 

Por otra parte, a modo de mensaje para el ministro Andrés Scarci, señalan que resulta inminente "una Red Regional de Dispositivos y Efectores en Salud Mental que articule los distintos niveles de atención, disponga de más instituciones con posibilidad de internación, contenga recursos para los pacientes externados y fortalezca las estrategias de prevención y promoción de la salud".

EL COMUNICADO

En el marco de una profunda crisis que afecta a todos los hospitales públicos y centros de atención primaria, con un presupuesto para salud que es el más bajo de la historia, condenamos enérgicamente la alarmante situación que está atravesando el Servicio de Salud Mental de nuestro Hospital “General San Martín”, ubicado en la ciudad de La Plata.

Nos referimos a un Servicio que cumpliría con lo establecido en la Ley Nacional 26.657 de Salud Mental por los dispositivos con los que cuenta: Sala de Internación de Agudos, ya que se trata de un Hospital General, Hospital de Día y Guardia Interdisciplinaria las 24 hs.

Sin embargo, denunciamos que al ser el único centro de derivación a nivel regional de estas características y poseer solamente 10 camas, la capacidad de brindar una asistencia adecuada se ve imposibilitada y supone la vulneración sistemática de los derechos de trabajadores y usuarios/as.

Advertimos que como la demanda de atención supera ampliamente la capacidad operativa del Servicio, los pacientes en riesgo, con criterio de internación, quedan en la guardia central donde no se cuenta con recursos materiales ni humanos adecuados. Por ejemplo, hay pacientes que se han cortado con bisturíes usados para otros pacientes atendidos por otros servicios en la guardia central.

Al mismo tiempo, sostenemos que hay características estructurales del Servicio que resultan inaceptables. El mismo se emplaza en el subsuelo del pabellón fundacional del Hospital, una construcción de más de 100 años que no se ha restaurado más que superficialmente.

Es importante destacar el hecho de que al situarse el Servicio en un pabellón tan antiguo y sin el mantenimiento que corresponde es frecuente que los techos goteen por pérdidas de las cañerías de planta baja o que la mampostería se desplome. Además, la conexión eléctrica no está debidamente asegurada, representando riesgo permanente de electrocución e incendio. Y, por si fuera poco, las inundaciones son habituales ante cualquier lluvia copiosa, el área no tiene sala de emergencia y la presencia de cucarachas y roedores es una constante.

De acuerdo a lo expuesto, manifestamos que resulta inminente la necesidad de contar con:

- Una Red Regional de Dispositivos y Efectores en Salud Mental que articule los distintos niveles de atención, disponga de más instituciones con posibilidad de internación, contenga recursos para los pacientes externados y fortalezca las estrategias de prevención y promoción de la salud.

- Un Servicio que reúna las condiciones necesarias para el abordaje específico de esta problemática sin quebrantar los derechos de las personas involucradas.

Coment� la nota