Insólito: Denuncian al gremialista Pedro Borgini por “violencia laboral”

Insólito: Denuncian al gremialista Pedro Borgini por “violencia laboral”

En la actividad política muchas veces se encuentran las mayores paradojas. Este caso no es la excepción y tiene como protagonista al concejal massista y presidente del Concejo Deliberante, Pedro Borgini, quien además se desempeña como secretario General de Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) La Plata y prosecretario de Finanzas de la Federación Argentina de Trabajadores de la Sanidad (FATSA).

La polémica se encuentra dentro de lo expuesto en el expediente Nº 1770/H/002/199, al que REALPOLITIK tuvo acceso exclusivo. Cansada de los tejes y manejes del titular del recinto, la empleada del Concejo Deliberante, Matilde Catalina Herrera, acusó al ex kirchnerista Pedro Borgini de “violencia laboral”, “marginalidad”, “discriminación laboral” y “destrato”.

La polémica se desató tras producirse la reciente vacante en la jefatura del Departamento de Comunicaciones, a la que Herrera se postuló en el año 2013.

“Basé mi propuesta en la cantidad de años de servicios prestados al Concejo sin que en mi legajo hubiese situaciones que impidiesen el acceso al cargo. Dicha nota fue elevada tanto a usted como a la señora secretaria Legislativa del cuerpo, doctora Lida Fidalgo, en similares condiciones. De resultas de ello, dicha nota fue caratulada y se formó el expediente interno del cual hasta el día de la fecha no he tenido formal respuesta”, denunció la aspirante a la jefatura en una misiva dirigida a Borgini.

La misma continúo indicando: “La fecha prevista ha quedado superada y nos encontramos ya a mediados de agosto, lo que implica un atraso en las decisiones de más de cinco meses. En este lapso ha quedado a cargo de la jefatura o responsable de algún modo, el señor Claudio Fiorelino. Sin embargo, el pasado día miércoles 13 (…) se hizo presente en mi oficina su secretario privado, el señor Martín Navarro, quien cordialmente me invitó a conversar en privado en la sala de reunión de las comisiones. El tema abordado fue precisamente el que me ocupa”.

“De resultas de ello me fue verbalmente informado que a partir de los próximos días, y previo a un llamado a concurso, iba a ser nombrada como jefe interino la señoraMelina Santín, quien claramente posee muchos menos años de servicio que la que esta presentación suscribe. Además se da el hecho de que dicha empleada se encuentra prestando servicios en una categoría mucho más baja que la que yo detento”, añadió.

Posteriormente, Herrera explicó: “Va de suyo que esta designación, la cual creo merecer, condiciona a futuro el resultado del concurso para ocupar, dentro de la legislación vigente, el cargo en cuestión. Por lo expuesto solicito se ratifique por escrito lo manifestado por el señor secretario privado de la presidencia del Concejo Deliberante. Este condicionamiento hasta podría encuadrarse en los preceptos indicados en la ley 13.168 de Violencia Laboral, entre otras”.

“No hay, según mi criterio, ningún tipo de razón para proceder de esa manera sin violar principios básicos del derecho laboral, motivo por el cual desde ya hago un planteo de oposición para tratar de impedir este posible decreto de designación. Va de suyo que además expreso mis reservas legales por la actitud de marginalidad, discriminación laboral y destrato en que se me ha colocado”, concluye la carta que involucra al gremialista massista, Pedro Borgini, en una situación por demás embarazosa. 

Comentá la nota