“La mano viene pesada”, dicen en ATE

Desde los gremios estatales destacaron que la Provincia está condicionada por el Pacto Fiscal a la hora de proponer una pauta salarial para 2018. El incremento no debe superar a la pauta inflacionaria.

“No tenemos muchas expectativas, porque la mano viene pesada a nivel nacional. La Pampa no firmó el Pacto Fiscal, pero la provincia está casi obligada a firmarlo ya que condiciona la distribución de la coparticipación federal. Hay un acuerdo de los gobernadores con el Presidente y el Pacto Fiscal impone que no se “pueden dar aumentos salariales por encima del índice inflacionario”, sostuvo el secretario general de ATE, Ricardo Araujo.

“La situación de las provincias es complicada y por eso hablo de que las expectativas van a ser duras porque hay que ponerse firme contra el gobierno nacional”, acotó.

-Tomando el 15 por ciento del techo fijado por Nación,¿qué más pueden sacar en las paritarias?

-No vamos a aceptar ese techo, sí tratar el tema en dos semestres y con la cláusula gatillo como hicimos el año pasado.

-¿Hablar de un 15 por ciento para el primer semestre estaría dentro de la estimación inflacionaria para ese período?

-Podría ser, siempre y cuando queden abiertas las negociaciones para el segundo semestre y con cláusula gatillo, por las dudas. Le decimos no a la llamada “cláusula embarazo”, porque esa te lleva (la pauta salarial) hasta el año que viene.

-¿Es muy complicado el panorama económico de la provincia que recibieron en la primera reunión paritaria?

-Es realista y se hace hincapié en cómo condiciona la coparticipación federal. Lo que la Provincia recauda por sus propios medios es sólo el 30 por ciento, el 70 restante viene de Nación.

-Araujo, ¿el 9 de marzo, la Intersindical irá a negociar con un porcentaje determinado?

-No, vamos a escuchar cuál es la propuesta del gobierno.

Comentá la nota