Los municipales bonaerenses se rebelan contra los despidos por los cambios de gestión

Los municipales bonaerenses se rebelan contra los despidos por los cambios de gestión

El secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo), Rubén García, rechazó "los despidos producidos en varios distritos" hacia "fines de diciembre" último y explicó que "los trabajadores comunales con más de un año de antigüedad no son contratados sino efectivos luego de un año".

El dirigente sindical cuestionó esas cesantías y afirmó que "no existe un solo contrato laboral y legal registrado en el Ministerio de Trabajo provincial en ninguna de las 135 comunas".

El histórico dirigente gremial subrayó que desde la vigencia de la Ley 14.656 "ningún trabajador con más de un año de antigüedad es contratado", y realzó, en un comunicado, que la norma que determina las relaciones laborales provinciales especifica en su artículo cuarto que "el trabajador municipal adquiere estabilidad al año de su nombramiento". 

"Ello es así de no mediar de forma previa una oposición fundada y notificada por autoridad competente. El contrato es una carátula mentirosa que utilizaron los intendentes -a veces durante varios años- como un fraude laboral, al considerar a ese personal como mensualizado. El jefe comunal decreta, renueva o no esa figura según quiera", señaló.

García, quien conduce una organización que agrupa a unos 200 mil trabajadores municipales bonaerenses, explicó que subsiste de parte de muchos intendentes "una concepción ideológica que permite dar de baja contratos y dejar gente en la calle".

"La Ley 14.656 señala que el contratado realiza tareas distintas al empleado municipal. Al contratar personal por tres o cuatro meses para poder árboles, la relación laboral concluye con ese período predeterminado. Debe existir un contrato previo y consentido por el trabajador, firmado por el responsable comunal y registrado en Trabajo", puntualizó.

El dirigente sostuvo que ello "es inexistente en la totalidad de los municipios", por lo que facultó a los gremios de base de la Fesimubo a confeccionar listas con los números de legajo y antigüedad para que sean presentadas a fin de agotar "la vía administrativa".

Coment� la nota