Más de 7 mil municipales reclamaron la plena aplicación de la ley de paritarias y amenazan a Vidal con un paro provincial

Más de 7 mil municipales reclamaron la plena aplicación de la ley de paritarias y amenazan a Vidal con un paro provincial

La Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) se movilizó este jueves para rechazar el decreto de la gobernadora, que modificó la ley que regula las relaciones laborales del sector. No se descarta una medida de fuerza en todo el territorio bonaerense. Duras críticas a los intendentes que todavía no convocaron a la negociación salarial.

La Casa de la provincia de Buenos Aires, en pleno centro de la Capital Federal, fue el escenario de una histórica movilización, que recordó a la ocurrida en 2009, cuando los municipales llegaron a la Plaza de Mayo para pedir por una ley que permita paritarias en el sector, entre otras cosas. En esta ocasión, convocados por la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), los trabajadores marcharon contra el reciente decreto de la gobernadora María Eugenia Vidal, y reclamamos que se anule la medida, que entre otras cosas entrega un nuevo plazo a los intendentes para poder negociar los convenios colectivos. La masiva movilización finalizó con un acto, donde la dirigencia cargó contra el gobierno bonaerense y los intendentes, quienes acusaron de “traidores”. No se descarta realizar un paro provincial si no se escucha sus reclamos. “No provoquen a este gigante dormido”, advirtieron.

La movilización de la FeSiMuBo comenzó en horas del mediodía, cuando unos 7 mil trabajadores se hicieron presentes en la sede de la Casa de la provincia de Buenos Aires, en la calle Calleo, en pleno corazón porteño. Allí, entregaron un documento a dirigido a la gobernadora, donde aseguran que el decreto que suspende la plena vigencia de la ley 14.656 es “inconstitucional”, y le piden al Ministerio de Trabajo que lo anule, por lo menos hasta que falle la justicia al respecto. Como adelantó Gestión Sindical, los municipales presentaron un amparo ante la Corte Suprema de Justicia para frenar el decreto784, que da 90 días más e plazo para la entrada en vigencia del régimen supletorio, la tercera parte de la ley. Esto hace que los intendentes tengan tres meses para seguir negociando los convenios colectivos. En la misma carta, se pide crear el Fondo Compensador Específico, para asistir financieramente a los municipios con recursos provinciales.

“Le pedimos a la gobernadora que anule el decreto y nos reciba. Ella habla de diálogo, y damos fe que lo tiene con todos los intendentes, ahora necesitamos que escuche la otra campana, que reciba a los trabajadores municipales”, sostuvo el titular de FeSiMuBo Rubén “cholo” García, quien encabezó el acto frente a la casa bonaerense. El dirigente aclaró que “pedimos diálogo, pero que no se confundan porque lo cortés no quita lo valiente: vamos a estar en las calles para defender los derechos de los trabajadores”. No provoquen a este gigante dormido, que es la federación”, advirtió García. En este sentido, fuentes de la federación le aseguraron a Gestión Sindical que ya se piensa en un paro provincial, si no hay respuesta de la gobernadora.

Durante el acto, se escucharon voces contra la medida de Vidal, pero también fuertes críticas a los intendentes, ya que de los 135 municipios que hay en la Provincia, una minoría que no supera los 40 cumplió con lo que dice la ley y consensuó con sus trabajadores un convenio colectivo, que incluya estabilidad laboral, carrera, y paritarias. Uno de los más enérgicos fu Aldo Castro, titular del gremio de municipales de Lomas de Zamora y secretario Gremial de la FeSiMuBo. “Nos cagaron a palos miles de veces y seguimos peleando en las calles. Una vez que logramos la ley hay que defenderla. Todos los intendentes son unos hijos de puta (sic), unos traidores. Sin distinción de colores políticos. Me hago cargo de lo que digo”, disparó. El dirigente recordó que “el Frente Renovador nunca acompañó esta ley, Cambiemos puso todos los palos en la rueda y desde el Frente para la Victoria miraron para otro lado”. Por último, pidió que “los intendentes tomen nota de esta movilización porque si no cumplen se viene una lucha larga”. La puerta del paro provincial está abierta.

Por otra parte, la federación alertó que los aumentos en las tarifas y la inflación en general “erosionaron como nunca antes los salarios de los empleados municipales”, y en lo que va del año, como sucede con otros gremios, los trabajadores de los diferentes municipios “perdieron sustancialmente su poder adquisitivo debido a la escalada inflacionaria”. Ese fue uno de los pedidos que hicieron los dirigentes, ante la nutrida concurrencia, que volvió a movilizarse y que espera respuestas desde La Plata, y en cada comuna donde deben sentarse todavía a discutir los convenios que otorgarán, luego de años de postergaciones, derechos básicos a miles de municipales bonaerenses.

Coment� la nota