Portuarios cumplieron segundo paro moyanista en una semana

Portuarios cumplieron segundo paro moyanista en una semana
Trabajadores portuarios iniciaron un paro de 24 horas que se extenderá hasta el sábado a las 7:00 en todo el país, para reclamar la modificación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias y protestar contra la tercerización en el sector.

En la ciudad de Buenos Aires, alrededor de 300 estibadores y recibidores de granos, en demanda también de una ley de ART y de aumentos salariales, efectuaron piquetes que bloquearon el tránsito en la zona del puerto porteño, como parte de la medida de fuerza nacional.

Se trata de trabajadores que forman parte del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) y la Unión de Recibidores de Granos de la Argentina (URGARA), cuya huelga afectó a más de 130 buques cargueros.

La Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval de la Argentina (FEMPINRA) también adhirió al paro, que dejó sin operaciones a puertos cerealeros del país y a la gran mayoría de las terminales de cargas generales.

En este contexto, prácticamente el 80 por ciento de los envíos al exterior previstos para este viernes debieron ser diferidos.

En Buenos Aires, el bloqueo se registró desde las 7:30 frente a las terminales 5 y 7 del puerto de Buenos Aires, en el barrio de Retiro, según indicó la Prefectura Naval Argentina.

Allí, los manifestantes quemaron por la mañana neumáticos y arrojaron bombas de estruendo.

En el caso de los estibadores, se vieron afectadas las terminales del puerto de Buenos Aires y Dock Sud, y los recibidores de granos pararon los embarques de cereales en todos los puertos del país.

Tanto SUPA como URGARA están enroladas en la CGT Azopardo, que lidera Hugo Moyano, quien esta misma semana encabezó un paro del Sindicato de Camioneros, en rechazo al impuesto a las Ganancias, en Plaza de Mayo.

En Santa Fe, los gremios de trabajadores portuarios dijeron que la carga y salida de barcos se vio "totalmente restringida" en las terminales cerealeras de Rosario y San Lorenzo.

Un panorama similar se registró en Bahía Blanca y en Buenos Aires, según indicaron autoridades sindicales.

Los trabajadores demandan "la eliminación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, el pago de asignaciones familiares sin topes, ley de ART para la prevención de accidentes y sanción de una legislación para terminar con el trabajo tercerizado".

Así lo planteó el secretario general de la filial rosarina del gremio de Dragado y Balizamiento de Rosario, Edgardo Arrieta, en declaraciones a Rosario3.com.

Coment� la nota