Preocupación ante los 100 despidos de la empresa Ultrapetrol

Preocupación ante los 100 despidos de la empresa Ultrapetrol

El Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval (Saonsinra) denunció el despido de cien trabajadores en la empresa industrial Astilleros Ultrapetrol S.A., ubicada en la localidad de Alvear, Santa Fe.

Preocupación ante los 100 despidos de la empresa UltrapetrolEl Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval (Saonsinra) denunció el despido de cien trabajadores en la empresa industrial Astilleros Ultrapetrol S.A., ubicada en la localidad de Alvear, Santa Fe.

El diputado provincial del partido Progreso Social (PPS) y presidente del bloque Frente Justicialista para la Victoria, Héctor Cavallero, expresó su más profunda preocupación ante  situación que atraviesan los trabajadores de la empresa industrial Astillero Ultrapetrol ubicada en la ciudad de Alvear, ya que fueron despedidos alrededor de cien empleados, "es difícil que los actuales movimientos sean producto de una crisis empresaria, sino más bien a una decisión estratégica ligada a intereses económicos".

Con tal motivo, el titular de la organización sindical, Juan Speroni, aseguró que el directorio de la compañía industrial dispuso y anunció "el despido masivo de trabajadores como consecuencia de la ausencia de directrices para la construcción naval, la realidad del flete fluvial y la demora en materializar los proyectos de ley de marina mercante e industria naval, ya con media sanción del Senado".

Cabe mencionar que Astilleros Ultrapetrol S.A. es una compañía industrial única en la región por su tecnología; y en los últimos años, invirtió para su funcionamiento 50 millones de dólares destinados a su actividad central que es la construcción de barcazas y otras unidades para la Hidrovía Paraná–Paraguay y "el mercado local y mundial de exportaciones".

Este astillero tiene una capacidad de fabricación de dos plataformas fluviales por semana, y se exportaron a Colombia unas 18 barcazas diseñadas y fabricadas para transportar cargas a granel e hidrocarburos que le dejaron un ingreso cercano a los US$ 20 millones este año.

Ante esta situación, el gremio denunció el caso ante los Ministerios de Trabajo, Producción y Transporte de la Nación para que intervengan en el conflicto, sin que al momento se hallan logrado avances significativos.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que el actual propietario de la empresa, el fondo de inversión denominado Southern Cross es parte de un holding mayor denominado Grupo Morita, con intereses en Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Bahamas, Paraguay (hacia donde actualmente estaría derivando los intereses de Ultrapetrol), por lo que es difícil que los actuales movimientos sean producto de una crisis empresaria, sino más bien de una decisión estratégica ligada a intereses económicos.

Coment� la nota