De la Torre inició una ronda de consulta para crear la nueva ley de puertos

De la Torre inició una ronda de consulta para crear la nueva ley de puertos

El encargado del área, Marcelo Lobbosco, quiere la opinión de todos los sectores. Diputados ya pidieron participar en la elaboración del proyecto. Cuáles son las exigencias del gremio.

Una de las misiones más importantes de Joaquín De la Torre como ministro de Producción bonaerense es la de renovar la actividad portuaria de la provincia de Buenos Aires, que sufre serias deficiencias en varios aspectos. Su antecesor, Jorge Elustondo, -hoy titular de Ciencia y Tecnología-, había deslizado su intención de crear una nueva ley y la idea era la de presentarla antes de fin de año. El cambio de autoridades retrasó los planes: están comenzando las reuniones con los distintos sectores para elaborar un proyecto que tenga un mayor consenso. El secretario gremial ferroportuario de APDFA, Alberto Mayo, enumeró a Letra P los puntos que le van a exigir al ministro y al titular de Puertos, Marcelo Lobbosco.

"La Provincia no tiene ley de puertos", dijo De la Torre el día de su asunción, semanas atrás. Por eso es que el subsecretario de Actividades Portuarias, Lobbosco, inició una ronda de consulta generalizada para escuchar aportes y cerrar un proyecto de ley que aún está en ciernes.

Los tres puntos claves a los que apuntará son la cuestión de la i​​​​​​nfraestructura, los accesos náuticos y los accesos viales y ferroviarios. "Cuando yo asumí, mi preocupación principal era que los puertos operaran normalmente, independientemente de cómo se encontraban. En este momento los puertos están operando normalmente, de acuerdo a sus capacidades", planteó Lobbosco, en diálogo con Letra P. "Los puertos tienen muchos problemas de infraestructura; hay puertos que no tienen obras desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, Mar del Plata tiene solamente una obra nueva desde su creación, en el año 1913. Hay problemas en los accesos, hay que asegurar profundidades; hay que darle previsibilidad al puerto", analizó.

En los próximos días, Lobbosco -que ya fue a la Comisión de Intereses Marítimos, Portuarios y Pesca de Diputados que preside el oficialista Guillermo Castello-, se va a juntar con representantes de todos los consorcios portuarios. "Vamos a dar las bases del proyecto para que ellos opinen, queremos consensuar muchos de los artículos, estamos en los inicios recién", aclaró. De la Torre está estudiando varios antecedentes en cuanto a leyes portuarias, como por ejemplo de otras provincias e incluso del extranjero. "Ojalá pudiese ser la presentación este año", dicen en Producción, pero saben que los tiempos están muy ajustados. La idea, así, es que ingrese en el Presupuesto para 2017.

"Lobbosco presentó un diagnóstico bastante bien hecho de la realidad portuaria, junto con un plan de obras muy ambicioso; quieren más productividad, más vías de acceso", le resumió a este portal un legislador presente en el encuentro de esta última semana, en la Cámara baja. Allí plantearon tener injerencia en la elaboración del escrito, cosa que Lobbosco aceptó.

QUÉ PIDE EL GREMIO. "Coincidimos en la necesidad de una nueva ley portuaria", indicó Alberto Mayo, secretario gremial ferroportuario de la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos Argentinos, quien tiempo atrás había iniciado un paro en la provincia de Buenos Aires, en el marco de un confuso episodio por un decreto de María Eugenia Vidal.

Desde el sindicato están expectantes de la letra chica del nuevo proyecto. No quieren sorpresas. "Vamos a hacer una serie de aportes y sugerencias. Primero, la necesidad que exista una autoridad portuaria provincial que tenga la suficiente autonomía como para poder ejercer efectivamente esa autoridad: en el texto de la nueva ley tendrían que establecerse claramente sus competencias. Nosotros hacemos hincapié en la autonomía, o sea en la capacidad que tenga de tomar decisiones, de fijar políticas en materia comercial, administrativa, trazar proyectos estratégicos a futuro, cosa que hoy no sucede, porque está subsumida en el ministerio de Producción". explicó Mayo.

También le va a pedir al ex intendente de San Miguel que se ocupe de la jerarquización de la carrera administrativa. "Que se respete al empleado portuario, su escalafón, su capacitación y el convenio colectivo de trabajo", dijo en ese sentido y continuó: "que le pongan atención a las jubilaciones. El IPS aún no nos reconoce como aportantes. Queremos una ley de jubilaciones, en ese marco".

"El tercer tema es la equiparación de todos los consorcios y delegaciones. Las delegaciones dependen directamente de la Subsecretaría -Dock Sud, San Nicolás y Coronel Rosales-, y los consorcios -Mar del Plata, La Plata, Quequén, Bahía Blanca y San Pedro-. Esos consorcios no tienen la misma entidad, porque en el proceso de provincialización algunos pasaron por una ley nacional, y otros se crearon por decreto. Un consorcio creado por decreto es vulnerable. La nueva ley fortalecería su posición jurídica como entes públicos no estatales, respaldados por una ley provincial", agregó.

"Ya se nos va el año y no hay avances en una política macro por parte del gobierno. No nos han dicho cuál es la visión que tienen de cada puerto, ni de los puertos en general", cerró.

Muchos trabajadores de los distintos consorcios y delegaciones bonaerenses aseguran que las terminales portuarias están funcionando exclusivamente gracias a ellos, a pesar de los graves problemas que vienen registrándose en el sector. "Hoy lamentablemente desde el punto de vista administrativo hay muchos problemas de pagos y demás. Todo por la transición entre Elustondo y De la Torre", le dijo a este medio un trabajador de una delegación.

Comentá la nota