“Cláusula catástrofe”, la ingeniosa idea de un gremio para blindar su paritaria contra la inflación

“Cláusula catástrofe”, la ingeniosa idea de un gremio para blindar su paritaria contra la inflación

El gremio del neumático firmó un convenio hasta junio del año que viene, que determina que si hay una “bomba” en la economía, como una gran devaluación o un pico inflacionario, se reabre la discusión salarial automáticamente. “Para nosotros era necesaria una paritaria que proteja al trabajador del neumático”, dijo el secretario Adjunto del SUTNA, Jorge Toledo. El sector se mostró conforme con los aumentos logrados durante el macrismo.

Diego Lanese.

La incertidumbre por cómo reaccionará la economía al cambio de gobierno y las primeras medidas de la nueva gestión hace que nadie se atreva a pronosticar cómo se moverán los índices claves, como la inflación. Esto preocupa a los gremios, que viene de cuatro años de pérdida salarial, y tienen como prioridad para el 2020 recuperar algo de ese poder adquisitivo que los cuatros años del gobierno de Mauricio Macri desplomaron.

Para eso, serán claves las paritarias que se negocien en los primeros meses del año, con algunos sectores que hacen las veces de termómetro. En tanto, esta semana se firmó el primer acuerdo salarial que regirá en el gobierno de Alberto Fernández. Se trata del convenio salarial de los trabajadores del neumático, que acaba de acordar una suba escalonada que alcanza a marzo de este año un 32 por ciento.

Además de esta suba, la dirigencia del SUTNA logró blindar el acuerdo con una cláusula de revisión, que será en abril, y otra inédita en otros sectores que apunta a problemas extremos en la economía. La denominados “cláusula catástrofe”, y permite reabrir la paritaria en caso de una gran devaluación o un pico inflacionario. La misma está pensada para casos como el sucedido luego de las PASO, cuando el resultado electoral disparó el dólar. La dirigencia gremial se mostró conforme con lo firmado, y si bien creen que no hay peligro de una situación extrema que dispare la cláusula especial, están atentos a las primeras medidas de la nueva gestión.

El acuerdo alcanzado entre el SUTNA, el gremio del neumático, y las empresas del sector rige incluye una suba del 31.9 por ciento hasta marzo, que se terminará pagando en cinco tramos: noviembre, diciembre y enero, febrero y marzo de 2020.En ese mes, se activará la cláusula de revisión, para determinar los incrementos salariales hasta junio del año que viene, cuando se deberá volver a negociar. Además, para evitar sobresaltos durante los primeros meses del año, se acordó la creación de una “cláusula catástrofe”, que permite reabrir la discusión en cualquier momento, cuando la economía argentina tenga un cambio crítico.

“La llamamos así porque si llega a explotar ‘una bomba’ en la economía, nos sentamos a negociar. Esto quiere decir que si algún indicador se dispara, por esta cláusula nos sentamos a discutir el acuerdo”, explicó Jorge Toledo, secretario Adjunto del SUTNA. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente sostuvo que un ejemplo de una posible “bomba” en la economía es lo que pasó en con la devaluación posterior a las elecciones primarias.

“Una situación como la de las PASO amerita reabrir la paritaria, o una peor. Si bien tenerla no garantiza nada, es mejor a no estar preparado a estas contingencias”, agregó Toledo, que pese a esto cree que en los primeros meses del año no ve posible una complicación tan grande.

El acuerdo del SUTNA tiene valores hasta marzo, pero rige hasta junio. “lo que sucede es que al finalizar marzo vamos a sentarnos a revisar el acuerdo, y fijar las sumas para los meses de abril, mayo y junio”, dijo Toledo. “Nuestro objetivo es ganarle a la inflación, y con las proyecciones que hay, y en medio la asunción de un nuevo gobierno, era muy difícil acordar algo hasta junio, por eso decidimos hacer esta apuesta”, remarcó.

El acuerdo de los trabajadores del neumático se firma de julio a julio de cada año, y en este tiempo se desdobló en dos para evitar que la dinámica de la economía del país lo desactualice en el corto plazo. En los dos últimos años de gestión macrista, los problemas de la economía fueron tan grandes, que incluso el período de seis meses se volvió demasiado amplio. “Es una negociación por etapas, casi una paritaria permanente, porque en muy difícil proyectar cómo va a estar la economía del país. Hay que ver qué pasa a partir del 10 de diciembre”, subrayó el dirigente.

Con este acuerdo, el SUTNA die el primer indicio de cómo serán las discusiones salariales del próximo año, que hoy están bajo un mando de incertidumbre respecto de cómo evolucionará la situación general. “Dentro del gobierno de Macri pudimos sumar unos puntos por encima de la inflación en los primeros años, pero en los dos últimos nos trazamos no perder poder adquisitivo.

Es muy valioso el trabajo que hicimos desde el gremio”, destacó Toledo. En cuanto a lo que se viene, el dirigente admitió que “no hay nada concreto”. Se habló de pacto social, de un aumento de salarios, pero parece que será para jubilados y los sectores de salarios más vulnerables, así que hay que esperar, para nosotros era necesaria una paritaria que proteja al trabajador del neumático, por eso estamos conformes con el acuerdo firmado”, concluyó.

En cuanto al futuro de la economía, y de su impacto en las paritarias 2020, la mayoría de los análisis mantiene la expectativa de una inflación alta, y ven difícil que se pueda recuperar lo perdido en el 2019, cuando la situación para los asalariados empeoró drásticamente. La promesa del futuro presidente fue “poner plata en el bolsillo de la gente”, y eso para los gremios significa, de arranque, recuperar algo de lo perdido durante este tiempo.

Los principales estudios no ven con claridad cómo se logrará esa situación. “El salario real se desplomó, pero no veo un espacio para que el salario le gane a la inflación; porque la actividad va a seguir en caída. Con el arrastre de este año, vamos a estar con una baja de entre 3,5 y 4 por ciento del producto. Las empresas están mal, la economía está totalmente paralizada, por lo que el desafío de los primeros meses es que la economía encuentre un piso”, aseguró Rodrigo Álvarez, de la consultora Analytica.

Coment� la nota