Crece la disputa entre empresarios y sindicalistas: ¿es el round previo a la pelea por la reforma laboral?

Crece la disputa entre empresarios y sindicalistas: ¿es el round previo a la pelea por la reforma laboral?

Aeronáuticos y bancarios, dos sectores muy ligados al kirchnerismo, quedaron en el ojo de la tormenta. La discusión sobre el futuro del mercado de trabajo será un eje central luego de las elecciones

Aunque en líneas generales las paritarias transcurrieron sin mayores conflictos, al menos en la mayor parte de los casos, en los últimos días proliferaron enfrentamientos entre sindicalistas y empresarios. Detrás de estas disputas también pudo vislumbrarse la famosa "grieta".

PUBLICIDADinRead invented by Teads

Pablo Biró (Asociación de Pilotos) y Sergio Palazzo quedaron en el ojo de la tormenta. Claramente se trata de dos representantes gremiales muy identificados con el kirchnerismo. Del otro lado los hombres de negocios que intentan ponerle un freno al accionar de algunos sindicalistas son "mimados" del Presidente Mauricio Macri. Entre ellos Marcos Galperín (Mercado Libre), Martín Migoya (Globant) y Javier Goñi (en su carácter de presidente de IDEA).

La "asamblea" del gremio aeronáutico que paralizó los vuelos en la mañana del viernes provocó que miles de personas quedaran varadas justo antes del fin de semana largo. Pero además generó una reacción inédita. Desde IDEA -donde confluyen muchos de los empresarios más influyentes de la Argentina- expresaron su " rechazo total a medidas abusivas". El mensaje fue subido a Twitter y luego fue viralizado por más de una docena de hombres de negocios. "En nada contribuye a la creación de trabajo argentino", concluía el mensaje.

 Los empresarios comienzan a lucir más organizados a la hora de contrarrestar los avances del sindicalismo. Los hombres de negocios denunciaron en los últimos días “medidas abusivas” y “prepotencia”. En 2020 se viene la discusión de fondo: qué pasará con la reforma laboral.

La ofensiva de Palazzo contra las fintech, sugiriendo que los empleados del sector deberían afiliarse al gremio bancario también provocó una respuesta airada. A la reacción inicial del número uno de Mercado Libre, se sumó de manera más orgánica la Cámara Argentina de Fintech, donde participan más de un centenar de compañías que ofrece servicios financieros basados en tecnología.

Sergio Palazzo y Cristina Kirchner

En el comunicado tildaron de "anacrónico" el pedido del titular de la Bancaria, al tiempo que condenaron la "prepotencia" como método para conseguir afiliados. De las palabras de Palazzo, sin embargo, no se desprende una postura prepotente, sino la confirmación de algo que viene sosteniendo hace años.

Aunque se trata de una cuestión muy discutible, asegura que aquellas compañías que presentan servicios financieros deberían tener a sus empleados enrolados en el gremio bancario. Las compañías, sin embargo, creen lo contrario y la mayoría de los colaboradores está encuadrado como empleado de comercio.

Un sindicalismo combativo en diversos sectores y empresarios que ahora aparecen más organizados para salir a contrarrestar ofensivas gremiales empiezan a preparar el terreno para lo que será la discusión de fondo del 2020: si se avanza o no en una reforma laboral.

Se trata no sólo de una exigencia del FMI para avanzar con un acuerdo más largo con la Argentina que permita estirar los vencimientos. También es un pedido a gritos de los empresarios, que consideran que las leyes laborales actuales son anti empleo. La necesidad de ir hacia un esquema que permita negociar por sector, como ya se realizó por ejemplo en el caso de Vaca Muerta, sería la mejor opción para encarar los desafíos que enfrenta la economía argentina luego de las elecciones.

Por supuesto que como en tantos otros temas, dependerá de quién gane las elecciones en octubre el grado de avance que el próximo Gobierno le quiera dar a este tema central. En líneas generales, los empresarios buscan transmitir la idea de la necesidad de avanzar con una legislación laboral más moderna, mientras que el "núcleo duro" del sindicalismo argentino no se rinde y objeta cualquier medida que se parezca a una futura "flexibilización laboral".

Coment� la nota