Denuncian al ex funcionario macrista Sandro Taricco por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público

Denuncian al ex funcionario macrista Sandro Taricco por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público

El ex Superintendente de Servicios de Salud fue denunciado por presunto enriquecimiento ilícito, maniobras fraudulentas y asociación ilícita. Lo acusan de utilizar la intervención al gremio de azucareros para "vaciar" la obra social junto a José Leguizamón.

En diciembre de 2018, bajo el decreto 1106/18, Sandro Taricco, luego de poco más de un año en gestión, abandonó la titularidad de la Superintendencia de Servicios de Salud de la mano del ex ministro de trabajo, Jorge Triaca. Sin embargo su paso en la gestión sigue en tela de juicio.

Es que acaba de trascender una denuncia en su contra por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. La causa inicia en marzo de este año y avanza contra el propio Taricco, José Antonio Leguizamón y otros, en carácter de partícipes, en lo que anticipa otra intervención escandalosa en la gestión Cambiemos. En este caso se trata de la Federación de Empleados de la Industria Azucarera (FEIA) y su obra social.

El denunciante es Deolino Alfredo Alderete, afiliado y Secretario de Actas de la FEIA y revisor de cuentas de la Obra Social del Personal de la Industria Azucarera (OSPIA). Según afirmó ante el juzgado criminal y correccional federal Nro. 5, gracias a ese puesto tuvo conocimiento de presuntas irregularidades de Taricco, cuando era titular de la Superintendencia. También apuntó a Leguizamón quien era interventor de la OSPIA y a otros denunciados en carácter de partícipes por "enriquecimiento ilícito, maniobras fraudulentas y asociación ilícita". 

En la denuncia, Alderete afirma que al asumir Leguizamón como "normalizador" empezó a obstaculizar su labor como revisor de cuentas, le ocultaba documentación contable y le impedía el acceso a la información. Asegura que el secretario General de la FEIA presentó innumerables intimaciones y denuncias por este tema, pero desde la Superintendencia sólo obtuvo silencio.

Alderete remarca la relación personal entre Taricco y Leguizamón. Asegura que se mostraban juntos en Tucumán en una "ìntima relación", que "hay un sin números de donaciones, construcciones e instalaciones, eventos sociales, cuyos fondos son desconocidos y exceden de manera exorbitante el 'sobresueldo' que percibe el Sr. José Antonio Leguizamón"

La otra acusación que recae sobre Taricco radica en las irregularidades respecto del legítimo proceso de elecciones en la FEIA y la OSPIA. El 19 de noviembre de 2016 vencieron los mandatos de las autoridades del Consejo Directivo de la Obra Social. La FEIA procedió a elegir integrantes y el 6 de diciembre de 2016 notificó a la Superintendencia para que se emita la correspondiente certificación de autoridades. Sin embargo un artilugio del Ministerio y la Superintendencia los dejó sin legalidad.

Luego de esto se produjo la intervención de las dos instituciones, en enero de 2017, en el contexto de una ola de "normalizaciones" que quedaron envueltas en escándalos por los (des)manejos de fondos.

En el oficio también se contemplan "las irregularidades descritas en los delitos de administración infiel y el abuso de autoridad del delegado normalizador de la OSPIA, en connivencia con el titular de la Superintendencia de Servicio de Salud Sandro Taricco" y colaboradores varios, entre los que se encuentran hijos de Leguizamón. "Como así también, el presunto enriquecimiento ilícito de José Leguizamón y su grupo familiar y una asociación ilícita conformada por José Leguizamón, Sandro Taricco, Carlos Heredia y Rodolfo Reinoso".

Coment� la nota