Dirigente de la UTA afirmó que “el cuerpo de la mujer no está preparado” para manejar colectivos

Manuel Cornejo, titular de la UTA de Rosario, se expresó de este modo luego de la presentación de un amparo judicial por parte de un grupo de colectiveras que denunciaron discriminación de género, tras haber sido marginadas de la planta permanente de la empresa de colectivos Movi. 

El organismo de la mujer no está preparado para eso“, sostuvo Cornejo, en referencia a la tarea de manejar un colectivo. Las declaraciones surgieron a raíz del recurso interpuesto en el fuero civil y comercial por parte de cuatro colectiveras contra Movi, la firma estatal que opera líneas urbanas junto a otras dos compañías privadas.

Tras conocerse la demanda, el titular de la delegación local de la Unión del Transporte Automotor (UTA) dijo que “Personalmente creo que el físico de la mujer es más débil que el del hombre y no está preparado para ciertas cosas”. Si bien el líder del gremio del transporte expresó que “la UTA no tiene ningún problema de que trabajen mujeres” aclaró que a título personal considera que “es un trabajo muy duro para una mujer”

De igual forma, adujo que otras empresas intentaron tomar personal femenino, pero sin exito “por el tema del ausentismo, que es mayor en las mujeres, por cuestiones de la maternidad y porque el organismo no está preparado para eso”.

La denuncia de cuatro colectiveras por discriminación de una empresa rosarina

En tanto, la semana pasada la justicia aceptó el amparo presentado por el grupo de trabajadoras colectiveras de la empresa Movi, considerando el “incuestionable” contenido social del derecho al trabajo de las mujeres, recalcando la existencia de la normativa municipal que promueve la incorporación igualitaria de hombres y mujeres en el servicio de transporte público.

Foto: La Gaceta de Rosario

“El reclamo no se articula por la mera situación de cuatro intereses particulares, sino que se centra en la “clase” —al decir de las actoras, lo que será sujeto de debate y prueba— mujeres aspirantes a ser contratadas como conductoras de colectivos, cuyo ingreso a la planta permanente de las empresas habría sido obstado por la discriminación hacia la mujer”, argumentaba la resolución.

Según consta en la presentación judicial,luego de haber cumplido con todos los requisitos establecidos durante tres meses, la empresa tomó la decisión de no sumar a su planta permanente a ninguna de las mujeres.

“No incorporó a ninguna mujer, tomando sólo trabajadores varones, incluso en las vacantes que se generan en la actualidad, en una conducta claramente discriminatoria por causa de género”, se expresó en la demanda.

Según advirtieron las demandantes, de casi mil choferes en la ciudad de Rosario, apenas hay dos mujeres colectiveras en Rosario Bus y otra mujer que maneja los de la línea 122 de El Cacique.

Cabe recordar, la iniciativa del  Ministerio de Producción y Trabajo que cumpliendo con lo determinado por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, dispuso la creación delListado de mujeres aspirantes a choferes de colectivo para que las empresas “prioricen la contratación de mujeres hasta que representen al menos el 30 por ciento del personal

Coment� la nota